¡Comparte en tus redes!

Eres tu propio salvavidas

Hola, gracias por leerme.

Fabiola Rocha

Cuando Paula cumplió cuatro meses de edad, una buena amiga cumplía años y organizó una gran fiesta, era la primera vez que salía de casa sola, me arreglaba y me sentía muy guapa. Realmente fue un respiro salir de casa y ver a mis amigas y gente conocida, me sentí apoyada por Miguel ya que me animo a ir a la fiesta y él quedarse con Paula en casa. Al estar en la fiesta me acerque a platicar con una amiga de toda la vida y le conté que me sentía realmente abrumada, que el tema de ser mamá primeriza me estaba pegando mucho, me sentía cansada, aburrida y sentía que me empezaba a desesperar por no tener un trabajo (aparte de ser mamá y producir mi propio dinero), ella me escuchaba atenta y yo lo único que esperaba eran palabras de aliento y ánimo y su respuesta fue: necesitas salir más, si, eso fue todo. Con la hormona aún alborotada por el postparto me sentí como una tonta esperando otro tipo de respuesta a mi grito desesperado de auxilio y su respuesta fue directa y tajante, así es ella, pero en ese momento lo tomé mal y después de unos meses me sentía peor porque nunca recibí una invitación por su parte para salir, vernos o platicar, realmente estaba sentida con ella y un poco enojada ya que yo buscaba con quién poder compartir mi recién estrenada maternidad y que mejor con alguien que consideras tu amiga, le tienes confianza y sobre todo que ya pasó por lo mismo que tú teniendo a dos hijitos y es ama de casa. Mi objetivo no es quejarme de mi amiga, aquí el punto es que yo no sabía cómo manejar mis emociones y cansancio y me tomaba las cosas demasiado a pecho, buscaba un “salvavidas” con quién compartir y estar en la misma sintonía, pero no paso. No paso, porque entendí que hay que seguir con tu vida bajo las circunstancias que estés viviendo y entender que tu propio héroe eres TU, nadie te va a sacar de la situación que estés viviendo si tú no estás convencida que debes trabajar por ti y para ti, buscar que quieres hacer, hacía donde quieres ir y cómo lo logras conseguir, no puedes poner esa responsabilidad sobre los hombres de alguien que no seas tú, aunque es fácil decirlo, el poder atreverte a dar ese paso y salir adelante por tu propio pie, de verdad conlleva tener amor propio y valentía para lograrlo.

Sigo en ese camino de ser mi propio “salvavidas” y creerme lo suficientemente poderosa para ser la mejor versión como persona, mamá, esposa, hija y amiga.

Muchas veces creemos que las respuestas a nuestros problemas las vamos a encontrar afuera. Ciertamente los años me han demostrado que las oportunidades se buscan una y otra vez hasta lograrlo, aunque el camino color de rosa.

Ideas que ayudan:

Aquí mis recomendaciones para ser tu propio héroe:

  • No busques respuestas o soluciones en otras personas, primero hazlo contigo mismo.
  • Es válido pedir ayuda y buscar a la gente, que mejor que tener un grupo en el cuál te sientas querida y apoyada en lo que desees realizar.
  • Haz una lista con todas las actividades y proyectos que tienes parados, mantener la mente activa te cambia el rumbo.
  • Trata de salir a caminar unos minutos por la mañana, de verdad despejas tu mente y la abres a más posibilidades.
  • Usa tu imaginación, de pronto en los lugares menos pensados pueden llegar ideas maravillosas.
  • No dejes de intentarlo.

Contacta a Fabiola Rocha en:

Instagram: @Yosoyfabirocha

Facebook: Yosoyfabirocha

Correo: [email protected]

Fabiola Rocha