¡Comparte en tus redes!

Estrés postraumático, los puntos más relevantes

Estamos acostumbrados a pensar en estrés postraumático sólo en tragedias ambientales excepcionales (terremotos y huracanes), o guerras o genocidios. Pero la realidad es que loa criterios se han modificado para incluir eventos sociales que son fuera de lo común para cada individuo, pero que son más frecuentes en el contexto de nuestra sociedad. Dentro de estos están los secuestros, robos y la violencia generalizada en diferentes países. En este año hay tenemos en la mente cuando menos dos; el homicidio de una maestra y lesiones a compañeros de escuela con arma de fuego de un adolescente en Torreón y el asesinato de la niña Fátima. Este tipo de eventos pueden crear huellas psicológicas en los que desafortunadamente los experimentan, pero también en la sociedad que es testigo de esto como eventos que calan hondo en la cultura colectiva.

Dr. Edilberto Peña de León

Existen varios puntos a considerar al respecto de este padecimiento:

  • No se presenta de forma inmediata al evento, por eso se llama “postraumático”. En el evento de estrés agudo, mi aparato mental cuenta con tres meses para poder procesarle de acuerdo a los mecanismos de defensa que yo posea.
  • Se caracteriza por la presencia de remembranzas frecuentes de memorias del evento traumático con el estado de ánimo y de ansiedad correspondiente a cuando este pasó.
  • Se acompaña de conductas evitativas a las situaciones relacionadas al trauma, por ejemplo, evitar cajeros automáticos si sufrí un asalto cerca de uno, o las calles por las que estuve durante un secuestro exprés.
  • Se trata de uno de los problemas que se clasifican dentro de los trastornos de ansiedad del Manual de enfermedades psiquiátricas que bien puede combinarse con la presencia de otras enfermedades de este grupo, como los ataques de pánico o el desarrollo de fobias.
  • En cuanto al tratamiento hay que tratar de evitar el uso de benzodiacepinas (medicamentos comúnmente usados para la ansiedad), ya que estas tienden a fijar la experiencia traumática en la memoria del afectado.
  • En ocasiones se usan medicamentos que pueden disminuir la ansiedad por vías diferentes a las de las benzodiacepinas en el momento agudo, así como algunas familias de antidepresivos que mejoran la serotonina para curar esta patología.
  • El mejor tratamiento lo confirman varios tipos de psicoterapias, la mayoría basadas en una re-exposición controlada al trauma como la terapia de desenbilización y reprocesamiento por movimientos oculares (EMDR por sus siglas en inglés) o la basada en la técnica Ericksoniana de hipnosis.

Por lo tanto, hay que aprender a atender el estrés agudo de forma adecuada, para evitar la conformación de un trastorno de estrés postraumático, y en caso de así suceder, atenderlo de forma correcta.

Dr. Edilberto Peña de León

Edilberto Peña