¡Comparte en tus redes!

Hagamos la tarea

Es cierto que el tema de la tarea se le atribuye a los niños y adolescentes, y que los adultos piensan que están excluidos de este menester; sin embargo, actualmente más que nunca, es importante para todas aquellas personas que tienen hijos, que hagan la tarea en casa y tengan a bien hacerse responsables de cosas a las que en ocasiones les dan largas, dejan para después, o bien les "avientan" literalmente el paquete a su pareja para no tener que participar efectivamente  en esta actividad. Quiero aclarar que no solo estoy hablando de hacer los deberes con tus hijos, sino de palomear todos aquellos pendientes que tengas que checar por lo menos una vez a la semana y que sean de vital importancia en la educación de tus retoños, o sea, estos consejos te servirán para que te tomes un tiempo y realices en horarios pertinentes estas dilgencias.

Georgette Rivera

Durante la cena (en caso de que llegues a casa después de las 8 de noche):

  • Preguntar qué aprendieron en la escuela el día de hoy o qué han aprendido durante la semana.
  • Qué se les ha dificultado en cuánto a materias, labores u otro menester. (Escúchalos y ofrécete a ayudarles una hora el fin de semana en lo que tengan inconcluso).
  • Pregunta sobre sus amistades, nombres de sus amigos y actividades que más les agradan; nota el tono con el que te lo dicen y si esto les causa o no entusiasmo, (si no es posible que les cueste trabajo hacer amigos y debes darles un empujón).
  • Cuenta una anécdota sobre alguna materia o algo que te haya costado mucho trabajo y cómo fue que pudiste lograr obtener un buen resultado; de esta manera les darás confianza para que te comenten sobre el particular y puedas estar actualizado en sus necesidades de primera mano.
  • Si esquivan todas tus preguntas y no quieren hablar, es probable que necesites estar más al pendiente, por lo que debes tomar cartas en el asunto y revisar sus cuadernos y si están cumpliendo con sus tareas, si han tomado notas, o cualquier garabato que te dé indicios de sus andanzas.
  • Por simple que parezca trata de estar pendiente de la ingesta de tu hijo o hijos, eso también te estará hablando de su estado anímico o emocional, recuerda que la comida puede darte de forma fácil y rápida un parámetro de cómo se siente y está por dentro.
  • Algún día entre semana vigila que a la hora de dormir realmente lo esté haciendo, no tiene porque no, es una edad en la que el cuerpo se recupera del ejercicio o el estudio con sueño y se recobran energías, así que si no es de este modo, algo que le causa estrés lo mantiene con los ojos abiertos y esto no es sano, recomendable ni natural.

Considero que con lo anteriomente mencionado podrás darte cuenta cómo está todo en casa y, si todo marcha bien, estás haciendo bien tu tarea; de no ser así, tienes que involucrarte  más en cualquiera de los particulares antes mencionados y eso te permitirá tener una idea más clara de lo qué debes hacer y cómo puedes lograrlo.

Que tengas una bendecida semana.

Georgette Rivera

Georgette Rivera en redes sociales:

Facebook: Georgette Rivera

Twitter: @Podomancia

Notas relacionadas 

Todas las columnas de Georgette Rivera dando click de este lado.

Georgette Rivera