¡Comparte en tus redes!

¿Hay depresión y ansiedad en las pacientes con cáncer de mama?

Dr. Edilberto Peña de LeónProbablemente la respuesta más sencilla y rápida sea decir que es muy frecuente esta asociación entre dos enfermedades. Pero la respuesta no es tan simple…

Ser diagnosticada con cáncer de mama representa cambios evidentes en el estilo de vida:

  • Casi siempre implica un riesgo quirúrgico, ya sea el mínimo que es una biopsia hasta la resección mamaria, que en ocasiones llega a ser bilateral.
  • Implica confrontarse con un cambio en la imagen corporal, desde lo simple que es perder la simetría corporal, hasta el tema de perder una parte del cuerpo con un contenido sexual y sensual básico como es la mama.
  • Generalmente hay que abatir los niveles de hormonas femeninas como los estrógenos, ya que estos “alimentan” el crecimiento del cáncer, por lo que se provoca una menopausia farmacológica obligada dentro del tratamiento.
  • Cuando se habla de cáncer, nuestra mente, comienza a revisar la vida que hemos llevado y lo preparados que nos encontramos para una muerte que iba a llegar un día u otro. Más conociendo que se trata del segundo cáncer más frecuente en el género femenino.
  • La pérdida de funcionalidad y de roles en el hogar y profesional que conlleva enfrentar a una enfermedad que requiere tiempo y movimiento de adaptación, de prácticamente, todo el entorno familiar.

Existen reportes en la literatura desde los años 90´s que comentan la presencia de depresión en estos casos de entre el 6% hasta el 50% de los casos. Esta variabilidad se explica por los diversos tipos de metodologías empleados en los estudios de investigación. En datos nacionales, el reporte más completo indica que entre 26% y 28% de las pacientes mexicanas presentan episodios de ansiedad y depresión significativos, correspondientes a su diagnóstico de cáncer de mama, y que requieren de manejo especializado. Sobre todo en relación al manejo de quimioterapia y radioterapia asociados al tratamiento.

Es por todo esto, que nos podemos ser tan simplistas de pensar que la asociación entre estas dos patologías se debe sólo al contenido emocional del cáncer, sino también, a factores neuroquímicos y físicos que se implican debido al diagnóstico y tratamiento. Así, que como regla general, hay que proporcionar una valoración de salud mental a todas las pacientes portadoras de cáncer de mama.

Dr, Edilberto Peña de León

Edilberto Peña