¡Comparte en tus redes!

La importancia de hacer una pausa en tu vida

En la locura de esta vida moderna en la cual todos nuestros sentidos son bombardeados de estímulos y de información de pronto el individuo siente en lo mas profundo de su pecho un gran vacío, el cual buscará llenar con mas estímulos placenteros o distrayéndose con mas tareas en las cual entretenerse, pero tristemente descubrirá que cada día este vacío crecerá más y más. Ya que en cada momento se desconecta mas de su esencia.

Armando Franco

En antiguas tradiciones de diferentes partes del mundo, sus guías o chamanes decían que en momentos difíciles o de gran confusión el alma del individuo abandona el cuerpo y se mantiene desfasada. Y que solo por medio de un trabajo de transformación personal o espiritual, el alma regresa a su sitio original.

Y a través de los más de 20 años de experiencia que tengo ofreciendo psicoterapia, creo que esto puede ser más que una metáfora.

Un individuo jamás podrá sentirse feliz y en paz mientras viva evadiéndose y distrayéndose en infinidad de tareas y responsabilidades.

El viaje a la paz y a la felicidad, no puede ser hacia fuera, necesariamente debe ser hacia adentro de tí mismo.

Hoy en día los individuos vivimos bajo una gran presión y un estrés. Y necesariamente tenemos que aprender a deshacernos de esta gran tensión y conectarnos con estados de paz y bienestar que nos lleven a experimentar la felicidad.

Estamos a punto de experimentar un periodo vacacional, por la celebración de la semana santa. Millones de personas están planeando cómo disfrutar de estos días de descanso; para lo cual muchos se endeudarán, para viajar a una playa y así alejarse de los problemas de la vida diaria. Y al llegar allá descubrirán que todos los millones de personas de la ciudad hicieron lo mismo que él; se asolearán en la playa amontonados como sardinas, así que, buscando desconectarse y disfrutar, un porcentaje muy alto de individuos se refugiarán en el beber grandes cantidades de alcohol y consumir algunas drogas., buscando una tremenda diversión; aunque tristemente al final descubrirán que regresan a su pobre realidad, a esa vida en la que experimentan un profundo vacío, solo que ahora con más deudas que pagar.

Es importante comprender que cuando un individuo esta desarrollando tareas, el cerebro se mantiene trabajando con una gran actividad eléctrica por encima de los 15 Hertzios, en lo que se denomina “Ondas Beta y Ondas Gama”. Estas son las ondas asociadas a estados de estrés. Cuando sentimos miedo, experimentamos peligro o nos sentimos presionados, el Sistema Nervioso Simpático se activa y la zona de nuestro cerebro que más trabaja es una parte muy profunda a la que llamamos Hipocampos, estos producen dos drogas naturales llamadas “Cortisol y Glutamato”. Estas sustancias provocan la muerte de muchas células nerviosas. Altera el ritmo cardiaco, afecta al sistema digestivo, produce hipertensión y muchas alteraciones más, ésta elevada actividad eléctrica y la activación del Sistema Nervioso Simpático produce una gran pérdida de energía.

Muchas personas a pesar de que en el presente ya no se encuentran bajo un ataque o presión real, mantienen el estado de alerta máxima contra toda su voluntad y se convierten en una especie de 0lla express a punto de estallar en cualquier momento y desesperadamente buscan salir de este estado y creen que el distraerse con otros tipos de actividades o en la fiesta desenfrenada lo hará. ¡Grave Error! Ya que esto sería como buscar apagar un fuego echándole gasolina.

Para detener la locura del torbellino de la vida que te esta arrastrando, lo que hay que hacer es poner un alto a toda actividad. Cierra los ojos y siéntate inmóvil, después dirige tu atención a tu respiración, solo por hacer esto tu actividad eléctrica descenderá a un nivel de “Ondas Alfa” tu cerebro trabajara entre los 15 y los 8 Hertzios. Y entonces el trabajo de tu cerebro se concentrara en el “Lóbulo Pre frontal Izquierdo” y en automático comenzara a trabajar tu “Sistema Nervioso Para Simpático” y la sustancia que se produciría es otra Droga Endógena llamada “Dopamina”, a la cual se le llama (La Droga de la Felicidad). Dopamina y Cortisol son dos drogas antagonistas, a mayor cantidad de Dopamina en tí, menor cantidad de Cortisol. Cuando llegue algún pensamiento a tu mente solo obsérvalo y déjalo pasar regresando tu atención a la respiración. Al principio esto tal vez solo lo puedas hacer durante 5 min. Pero tu insistirás en hacerlo una y otra vez, hasta que llegue el momento en el que podrás mantenerte en silencio, inmóvil y con los ojos cerrados durante una hora y de pronto experimentarás estados de salud y bienestar indescriptibles. Te bajarás del tren de la locura de la vida diaria.

Permite que tu alma te alcance, deja que se instale en tu interior y así es como tú lograrás entronizarte.

Armando Franco

 

Armando Franco en redes sociales:

Facebook: Armando Franco Oficial

Twitter: @ArmandoFranco1

Notas relacionadas:

Todas las columnas de Armando Franco, dando click aquí

Armando Franco