¡Comparte en tus redes!

Cómo hablar con tus hijos de abstinencia sexual

En la actualidad se habla mucho del respeto a las personas con otras preferencias sexuales y otras maneras de pensar, se habla de inclusión y de no discriminación, se habla de respeto y de tolerancia. Pero por lo general, casi nunca se habla de éstos temas en relación a quienes han decidido ejercer la abstinencia.

Qué es la abstinencia sexual

En palabras simples y para que todos estemos en la misma sintonía, la abstinencia es privarse de manera voluntaria de algo, por lo que al abstinencia sexual sería privarse voluntariamente de tener relaciones sexuales.

Represalias sociales

Pareciera que las personas que deciden abstenerse de tener relaciones sexuales están en peligro de extinción y se debe en parte a que la presión social sobre ellos es tanta que muchos no escuchan su ritmo de crecimiento y se someten al ritmo que otros les imponen.

Sin embargo hay muchas personas en el mundo que tomaron la decisión de seguir y ser fieles a éste principio, ya sea por educación, a su convicción o a una religión.

La presión social que ejercen los amigos, compañeros de escuela y trabajo o incluso los propios deseos hacen que su propósito de ser fiel a éste principio, resulte difícil, por lo que es importante platicar con los adolescentes sobre esta opción y lo difícil que puede llegar a practicarla.

Tips para llevar a cabo la abstinencia sexual:

Motivación. Hay que buscar y encontrar la motivación correcta para cualquier circunstancia, pues el practicar la abstinencia no quiere decir que se dejarán de sentir deseos por tener relaciones sexuales. Así que para ello se puede recurrir a las creencias, valores inculcados o por el simple hecho de conocerse y saber que aún no está listo para vivir una experiencia así.

Información. Es importantísimo contar con la información que respalde el tomar una decisión así, como por ejemplo la cantidad de enfermedades de transmisión sexual que puede prevenir y eso sin mencionar un embarazo no planeado.

Vínculos afectivos más profundos. Una de las mayores ventajas, además de las que tienen que ver con la salud física, son las de la salud emocional. En una relación donde ambos practican la abstinencia es más fácil que tengas pláticas mucho más profundas y se esté con esa persona no por aspectos físicos, sino por su manera de ser y pensar.

Las preguntas correctas. En algún momento todos nos sentimos más vulnerables, por lo que es importante tener una serie de preguntas a la mano que nos pueden ayudar a saber qué hacer, por ejemplo:

  • ¿Por qué quiero acostarme con esa persona?
  • ¿Estoy listo para tener relaciones sexuales?
  • ¿Qué pasará si me acuesto con esa persona?
  • ¿La otra persona me está presionando para acostarnos?
  • ¿Cómo me sentiré después de acostarme con esa persona?
  • ¿Vale la pena dejar mi voto de abstinencia?

Tolerancia y respeto

Es común encontrarnos con personas que hayan decidido conservarse vírgenes hasta el matrimonio o simplemente pusieron en pausa su vida sexual. Nuestra sociedad ha estado aprendiendo sobre el respeto y la tolerancia, pero es más fácil enfocarse en las tendencias de moda o controversiales, sin embargo hay sectores con ideologías que también merecen un espacio y una consideración especial. Si hablamos de la inclusión y la no discriminación, qué mejor que estos conceptos sean más amplios e incluyan también algunas creencias de carácter religioso o ético, y, claro está, siempre y cuando no hagan daño a otro ser humano.

IdeasQueAyudan