¡Comparte en tus redes!

Cuando escuchamos Semana Santa o Semana Mayor es casi inmediato que todo te remita a descanso, vacaciones, muchas actividades recreativas y ¿por qué no?, la oportunidad para estar con la familia, relajarse y olvidarse de las tareas; más si bien es cierto, ¿qué hay de las responsabilidades espirituales que cada persona tiene consigo mismo?, es decir, también es el tiempo en el que además de los momentos de esparcimiento, dediques unos minutos, si no diario al menos dos veces a la semana, en los que puedas dar gracias a Dios por tus bendiciones y por la de los tuyos, recuerda que la Semana Mayor es un tiempo como dirían las abuelas de guardar. Ahora bien, ¿sabes en realidad qué es lo que se celebra?, ¿tienes alguna idea?, o solo recuerdas que desde tu infancia se suspendían labores en el colegio y te ibas a tu casa a pasar unos días fabulosos lejos de tus maestros; si no recuerdas mucho o no había ninguna tradición que conmemorar o recordar en casa, te voy a refrescar un poco la memoria sin tratar de aburrirte, para que conozcas más detalladamente sobre este tema.

Georgette Rivera

En la Semana Santa recordamos la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, es la última semana de cuaresma, comprende desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Pascua o de  Resurrección.

La Semana Santa es una oportunidad única para dedicarse a la oración, para que cada ser humano pueda ser capaz de evaluar sus acciones y medite sobre la infinita misericordia de Dios en enviar a su Hijo para que en lugar nuestro los pecados fueran perdonados. Durante el triduo Pascual (jueves, viernes y sabado santos) se llevan a cabo las celebraciones más importantes del año litúrgico cristiano.

Es también un momento apropiado para acercarse a Dios y dialogar con Él sobre todo en lo que necesitas sacar de tu corazón, qué te causa conflictos, problemas, miedos o cualquier malestar que no has podido aliviar. Puedes enseñar a tus hijos o familiares a sentir gratitud por todo aquéllo que tienen, eso es en sí una práctica espitual pues te conecta con el Ser Superior y su creación, así como con tu Ser Superior, y esto te posibilita a elevar tu frecuencia vibratoria y a cambiar completamente tu energía hacia un estado más positivo.

Deja que la esperanza renazca en tu corazón y perdónate por todo lo que te haga sentir mal o no te permita seguir adelante, es el tiempo de encontrarte contigo mismo y cambiar.

Que tengas una bendecida Semana Santa.

Georgette Rivera 

Facebook: Georgette Rivera

Twitter: @Podomancia

Notas relacionadas 

Todas las columnas de Georgette Rivera dando click de este lado.

Georgette Rivera