¡Comparte en tus redes!

Las virtudes para ligar en las que nunca pensamos

LeopiAsí es chiquillos. Sabemos bien que todos queremos ser buenas personas, tener cuerpazos, ser trabajadores, hacer montones de lana, etc. También, cuando conocemos gente o con nuestras parejas, queremos reflejar éxito, posición, contactos, etc. y en redes sociales ¡ni se diga! todos somos perfectos y felices… dicen.

Y sí, son buenas virtudes, son cosas que queremos tener, exaltar, aumentar y demostrar, pero hay otras virtudes, en las que normalmente no pensamos y a las que normalmente no les ponemos esfuerzo en mejorar. Esas, las sublimes, las que nunca tomamos en cuenta, son las que podrían hacer toda la diferencia, en tu conquista, en tu venta, en tu comunicación.

De esas vamos a hablar hoy. Atención niños y niñas.

  1. ¡Estamos en la época donde esta virtud es prioridad! Piénsalo. Estamos en la época de creación de memes, creación de apps, de negocios nuevos (sobretodo digitales), hay que aprovechar y llevar eso a todos lados. Tus chats ¿son creativos? ¿tus respuestas? ¿tus fotos? ¿tus redes?
  2. De las virtudes menos explotadas, pero de las que todos quisiéramos vivir, que tu pareja haga cosas, sea proactiva, inicie, busque, improvise. Que haga cosas sin planear, sin avisar, pero buenas, divertidas, empáticas. Conviértete en esa persona.
  3. Capacidad de respuesta. Te dicen que no te van a poder ver hoy como habían quedado. ¿Qué haces? ¿te enojas? ¿aceptas? ¿o tienes la capacidad de convertir ese momento “malo” en algo que te de una ganancia? Ejemplo de respuesta: “Debido al daño emocional que me ha causado tu cancelación, ahora tienes una deuda conmigo por 2 salidas 😉 “ Así como es importante la respuesta, igual de importante es la velocidad de respuesta.
  4. Inteligencia emocional. ¿Cómo reaccionas? ¿Qué tan estraté[email protected], empá[email protected] y [email protected] para improvisar eres? Es tu capacidad de análisis de personas y situaciones, tu buen juicio para decidir qué hacer y en qué momento hacerlo, tu planeación, tu lenguaje persuasivo, tu asertividad y tu calma en momentos de estrés, todo eso entra en juego en la inteligencia emocional.
  5. Calibración. El arte de aprender a “leer” el lenguaje no verbal, el “timing”, el subtexto, las redes, y el lenguaje verbal literal, todo aquello que te pueda decir algo de la persona que tienes en frente. Saber, con solo ver a alguien, como se siente o en que está pensando.

Empieza a darle la importancia y el tiempo requerido a estos 5 puntos, estúdialos, practícalos, mejóralos, y te darás cuenta como empiezas a tener más éxito, tranquilidad y felicidad en tus relaciones personales, laborales, en negocios, en hacer amigos, e incluso más paz interior.

Leopi

 

Leopi en redes sociales:

Facebook: El efecto Leopi 

Twitter: @ElEfectoLeopi

Leonel Castellanos