¡Comparte en tus redes!

¿Sabías que las mascotas sufren un duelo cuando su dueño muere?

Si tu perrihijo o gathijo fallece, tú estarías destrozado pero ¿Sabías que las mascotas también sufren un duelo cuando su dueño muere?

¿Sabías que las mascotas sufren un duelo cuando su dueño muere?
¿Sabías que las mascotas sufren un duelo cuando su dueño muere?

La ciencia ha demostrado empíricamente lo que muchos que hayan tenido mascotas ya sabían: los animales de compañía, en particular los perros y gatos, sienten la pérdida de un compañero cercano y pasan por un proceso que puede considerarse como un luto en toda regla.

Debes leer: ¿Sabes por qué los perros persiguen su cola?

¿Sabías que las mascotas sufren un duelo cuando su dueño muere?

Los comportamientos que podríamos llamar “de luto” se han observado en muchas especies salvajes que viven en sociedad como elefantes, lobos o grandes simios. En la naturaleza dichos comportamientos suelen darse entre individuos emparentados entre sí, especialmente entre madres y sus crías o entre parejas. Pero el caso de las mascotas es particular porque forman grupos artificiales, en los que la mayoría de las veces los individuos no son parientes y ni siquiera han escogido a sus coinquilinos, ya que son sus cuidadores quienes deciden traer a un nuevo animal a casa.

Según un estudio reciente y centrado en los perros, “los resultados parecen sugerir que responden a la pérdida de un compañero, más que a la muerte en sí” y citan como evidencia el hecho de que los comportamientos registrados no cambian en función de si el animal superviviente ha visto o no el cuerpo de su compañero difunto. 

Además, los investigadores señalan que hay otro factor subconsciente: la pérdida de un compañero puede ser percibida como un indicador de que hay algún peligro desconocido en su entorno, causándoles nerviosismo y miedo.

Esto explicaría que una de las reacciones más habituales reportadas por los participantes en el estudio fue que el perro superviviente buscaba más la atención de los humanos como mecanismo de protección, una actitud observada por el 67% de los participantes. Las demás reacciones observadas frecuentemente fueron menos ganas de jugar (57%), reducción de la actividad en general (46%), dormir más (35%), actitud miedosa (35%), comer menos (32%) y más propensión a ladrar o aullar (30%).

Artículos que no te debes perder:

¡Está prohibido! ¿Qué no deben comer los perros?

¿Qué hacer si mis perros se pelean?

Muere la mujer más longeva del mundo; Kane Takana a sus 119 años