¡Comparte en tus redes!

Mide tus palabras

Habrás notado que en muchas ocasiones solo se habla por hablar, se tenga o no razón se lanzan palabras sin ton ni son, todo mundo quiere integrarse a la conversación con o sin conocimiento de causa, y por eso hay malos entendidos y mucha desinformación. En estos casos lo grave no es esto,  sino el correlato que se puede causar en los receptores, sobre todo cuando  no se miden las palabras:

Georgette Rivera

  • ¿Cómo?, ¡No hables de alguien si no te consta!
  • ¡No digas que lo viste si no es cierto!
  • ¡No generes rumores solo para tener tema de conversación o para encajar en determinado círculo de personas!.

Al medir tus palabras estarás en conciencia y eso te permitirá que no digas nada que no sea verdad, o que le des rienda suelta a tu imaginación y dejes que tu boca sea un tunel oscuro y lleno de telarañas que haga daño y se propague como la cizaña.

Los beneficios que tendrás después de un tiempo de moderar tus palabras serán muchos, pero lo primero que vas a poder experimentar es paz; así de fácil, podrás dormir plácidamente sabiendo que  no lastimaste, manchaste, ni le hiciste daño con tu boca a tus semejantes, y que al contener tu desenfrenada lengua has podido expresar solo lo que sabes y es oportuno.

Si desde que un niño es pequeño se le enseña que un vocablo tiene un gran poder y que debe ser utilizado para bien nombrar, dar aliento, agradecer, bendecir, o pedir las cosas por favor, el mundo  sería otro, nadie iría por ahí dejando caer palabras negativas con punta y lanza para desprestigiar a los demás o para manchar su honra; en fin nunca es tarde, más aún cuando se tiene la firme voluntad de corregir lo que por tantos años se ha tomado como una forma de vida, pero que ya no es propia para seguir adelante.

Si un individuo decide hacer este cambio le será de gran utilidad y, al mismo tiempo, de crecimiento, pues remover viejos patrones y empezar de cero implica compromiso, humildad y una gran capacidad para adaptarse a las circunstancias, eso habla de una persona adulta, con ganas de seguir aprendiendo, de estar abierta a las oportunidades, y a la vez de generarse otra energía con la cual comunicarse.

Si eres de los que se reconoce que no mide sus palabras, ésta es una gran oportunidad; sé paciente,  tolerante contigo mismo y no pierdas tu objetivo si un día dices algo que lastima, duele o simplemente no viene al caso; lo importante es que te diste cuenta y eso vendrá a cambiarlo todo, tú sigue adelante y deja que todo se vaya acomodando, después de un tiempo sentirás que puedes con eso y con más.

Te deseo una bendecida semana.

Georgette Rivera 

Facebook: Georgette Rivera

Twitter: @Podomancia

Notas relacionadas 

Todas las columnas de Georgette Rivera dando click de este lado.

Georgette Rivera