¡Comparte en tus redes!

Miedo al éxito, más común de lo que crees

Fabio Valdés FarrugiaEs curioso cómo funciona la vida. Durante algunos años tuve muchos baches en lo económico. Según yo todo pasó poco después de casarme, cuando un muy buen amigo y yo tuvimos un argumento fuerte y dejarnos de llevarnos, y a partir de eso él estuvo saboteando mi trabajo, bajo el argumento que le hacía daño a la gente. Esto hizo que entrara en una espiral de deuda de la cual no he salido, ya van 6 años de eso. Y es interesante porque todos estos años me había comprado este argumento, aunque últimamente la vida ha dado la vuelta, he trabajado mucho y hoy tenemos proyectos interesantes y lucrativos, al parecer todo va viento en popa, y por primera vez en años estoy empezando a ver que saldremos de la deuda y empezaremos a tener un ahorro y dinero extra etc…

Y entonces algo curioso pasó, empecé a sentir miedo, fue como si de un momento a otro pusieran una diana en mi espalda y fuera temporada de cazar terapeutas. Entonces me di cuenta, todos esos años que me mantenía estable pero con deuda, era la forma de mi inconsciente de no lidiar con este miedo primario a tener dinero.

Este ejemplo me hizo recordar cómo muchas veces nos cuesta trabajo disfrutar de las cosas buenas de la vida, a veces puede ser porque tenemos una miedo no visto, en otras porque tenemos culpa de tener cosas buenas y que alguien que queremos no.

Aprender a disfrutar es un proceso y, como todo, requiere tiempo para aprenderse a hacer. La parte importante de esto es empezar a reconocer qué hacemos para dejar de disfrutar.

Regresando a mi ejemplo, hoy estoy dándome el gusto de empezar a sentir que merezco ese dinero, ha sido labor de años de estudio, trabajo y tocar puertas. No fue algo que cayó de los árboles por arte de magia, tiene su mérito. Y sin embargo va a venir de la mano del miedo y es importante que aprenda a tomar las dos partes para poder disfrutarlo.

Muchas veces creemos que disfrutar viene de la ausencia de sensaciones feas, por eso muchas veces nos peleamos con la culpa, el miedo o la tristeza. Y en vez de estar presentes y disfrutar con todo y la tristeza o la culpa. Enfocamos todo nuestra atención en que se vayan esas sensaciones negativas, provocando que lo único que veamos sea lo que no nos gusta.

El truco de aprender a disfrutar es poner atención a esas cosas que te gustan, y la sensación que traen. Ya sea reconocimiento, diversión, aprecio, conexión, cariño etc. Hay muchas cosas que todos los días vivimos y que, por no ponerles atención, dejamos de disfrutar. Es por eso que cualquier cosa que ayude a empezar a notar que cosas disfrutamos hará que crezca esa sensación, lo más probable es que venga acompañada con otras sensaciones ya que los seres humanos sentimos mucha cosas al mismo tiempo.

Algunos tips que te puedo dar para empezar a notar cómo disfrutar:

  1. Pon atención en tu  día cuantas cosas te gustan, si puedes contarlas incluso será mejor.
  2. Nota cuantas cosas de tu día das por sentado, como cuando te da gusto ver a tu familia o lo lindo que se siente que tu mascota te esté esperando cuando regresas a casa.
  3. Ten paciencia, aprender a disfrutar es un camino. Y como todo camino cuando lo pierdes es importante buscarlo hasta que lo encuentres de vuelta.

Nos leemos pronto

Fabio Valdés

Fabio Valdés Farrugia