¡Comparte en tus redes!

No todo es anorexia o bulimia

En cuanto a trastornos de la conducta alimentaria estamos acostumbrados a escuchar hablar de anorexia y bulimia, y los que se han adentrado un poco más, llegan a conocer del trastorno por atracones. Pero no todo es tan simple como esta clasificación.

Dr. Edilberto Peña de León

Incluso la mayoría de las personas si se les pregunta como diagnosticar estos padecimientos los reducen a una diferencia básica: las pacientes con anorexia no comen y las que tienen bulimia presentan vómitos. Esto no es cierto.

En cuanto a la anorexia, la clave diagnóstica se trata de la alteración en la imagen corporal. Las pacientes, a pesar de contar con un índice de masa corporal (peso en kgs. / talla en cms. al cuadrado) menor a 18 siguen percibiéndose como pasadas de peso y de tallas, con un pensamiento recurrente sobre este malestar. En cambio, las personas que sufren de bulimia, presentan episodios de comer en exceso, no forzosamente atracones, con los cuales se les desata una culpa irrefrenable que les genera muchísima ansiedad. Es por esto que no se definen estas patologías de acuerdo a sus conductas compensatorias, como las restricciones de alimentación, vómitos, uso de laxantes o diuréticos, etc. Existen otros datos complementarios para lograr identificar estos problemas como la suspensión de los períodos menstruales en estas pacientes y complicaciones médicas generales como problemas esofágicos, en piezas dentales, desnutrición o descalcificación ósea.

En el apartado de los trastornos alimentarios encontramos también al trastorno por atracones, que se caracteriza por episodios muy agudos donde la persona pierde el control por unos minutos en la ingesta de alimentos y esto la lleva a tener conflictos con su dieta y su vivencia con la comida.

Pero, como dice el título, no todos los trastornos alimentarios son anorexia o bulimia. Se calcula que más o menos el 4% de la población mundial padece de estos problemas, pero el más frecuente de todos no lo hemos mencionado y se le conoce como TANE (Trastorno Alimentario No Especificado). En este no se reúnen los criterios específicos que hemos mencionado para todas las demás patologías de forma completa, de hecho, pueden tener datos de varios de estos diagnósticos. Pueden presentar:

  • Conductas compensatorias que no vienen después de atracones.
  • Mujeres con los criterios de anorexia pero que siguen menstruando.
  • Individuos con los criterios de bulimia, pero que tienen atracones menos de dos veces a la semana.

Por lo tanto, contamos ya con las claves para identificar los principales padecimientos de la conducta alimentaria e incluso ya sabemos que no todo es anorexia o bulimia en el mundo de la alimentación. Lo mejor, es favorecer llevar una sana relación de nuestros hábitos con la comida y un estilo de vida saludable.

Dr. Edilberto Peña de León

Edilberto Peña