¡Comparte en tus redes!

Nuestro cuerpo habla y hay que aprender a escucharlo

Nuestro cuerpo es el vehículo físico que tenemos en esta vida para podernos mover y vivir esta experiencia. Tenemos que ser conscientes que nuestro cuerpo no es inmortal, que no resiste temperaturas muy altas o muy bajas, así como ciertos golpes, enfermedades etc... si se dan cuenta aunque no parezca somos frágiles, esto nos recuerda qué hay que ponerle más atención a nuestro cuerpo del que le damos. Si a eso le sumamos que todas las enfermedades sin excepción tienen un origen emocional y ya cuando se convierte en un tema médico es por que la energía está muy fuerte en alguna parte de nuestro cuerpo.

Angie Saiz

Hay personas que se acostumbran a vivir con algún dolor o molestia y esto no debería de ser así, ya que si lo ignoramos esto va a crecer y se va a convertir en algo que puede ser grave.

Si nuestras emociones, pensamientos, alimentos, actividades y hábitos son los que determinan nuestra salud, entonces somos responsables de tener un cuerpo saludable. Si empezamos poniendo atención a nuestras emociones, a cómo reaccionamos ante determinadas circunstancias, liberarnos de ataduras, perdonar, alejarnos de personas tóxicas, evitar y alejarnos de conflictos, comer sano, más verduras y frutas frescas, tomar agua, dejar alcohol, drogas, cigarro, hacer cosas que nos gusten, sonreír, bailar, hacer ejercicio, pintar, cantar, cocinar, etc.... cada quien lo que le guste, este tipo de cosas tienen también una vibración, si son cosas que hacemos con alegría, esa vibración llegará a cada parte de nuestro cuerpo.

Evitar ver noticias terribles, engancharnos en problemas, lo mejor que podemos hacer cuando alguien nos ha lastimado es alejarnos de esa persona y no darle espacio en nuestra vida.

Vivimos en una época en donde la energía es muy fuerte y cada uno tenemos que hacer un gran trabajo con nosotros mismos para cuidar nuestro cuerpo, nosotros somos los únicos responsables de lo pasa dentro.

Si cada segundo, le mandamos luz, amor a cada célula, vena, tendón, hueso, piel etc... nuestro cuerpo va a empezar a funcionar sin limitaciones hay que recordar que somos lo que pensamos, sentimos y comemos.

Nuestro cuerpo es maravilloso, hay que agradecer por cada parte de el, dejar de quejarnos y en lugar de eso, tratarlo con amor y recordar que si tuvimos el poder de enfermarlo o dañar alguna parte de él, tenemos el amor para ser conscientes de esas emociones negativas que lo enfermaron, transformarlas, liberarlas y reconciliarnos con nuestro maravilloso ser.

De hoy en adelante agradece por estar vivo, cuida tu cuerpo y si algo te duele entiende el mensaje qué hay para ti.

Cuando te bañes conéctate con la energía del agua para purificar tu cuerpo, cuando respires agradece al aire de oxigenar tus células y pulmones.

Cuando camines agradece poderlo avanzar y visualiza cada paso llevándote a los lugares más maravillosos. Cuando veas el sol agradece por darte fuerza para lograr tus proyectos, cárgate de energía y siente ese brillo en ti.

Bendiciones )0(

Angie Saiz

Angie Saiz en redes sociales:

Facebook: El rincón de la hechicera 

Twitter: @Angie_Saiz

Notas relacionadas:

Todas las columnas de Angie Saiz, dando click de este lado.