¡Comparte en tus redes!

Por qué no hablar mal de los maestros frente a tus hijos

Si no apoyas a los maestros de tus hijos y te pones a hablar pestes de ellos, a quien más puedes perjudicar con esos comentarios es a tus propios hijos, pero para que no te queden dudas aquí te decimos por qué no hablar mal de los maestros frente a tus hijos.

no hablar mal de los maestros frente a tus hijos

Por qué no hablar mal de los maestros frente a tus hijos

No estamos diciendo que siempre tienes que tener que darle la razón a los profesores de tus hijos, pues al ser humanos, hasta ellos pueden cometer errores de vez en cuando, pero debes de cuida cómo y frente a quién expresas tu descontento con ellos.

Si externas tu inconformidad o desacuerdo con los maestros enfrente de tus hijos estarás obstaculizando el trabajo del profesor con ellos, lo cual es en perjuicio de tu propia familia, pues el profesor cumple con su trabajo, estés o no a favor con sus métodos, el profesor obtiene una recompensa por su trabajo, lo apoyes o no.

Lo que tienes que comprender antes de hablar con un profesor

Un profesor educa a un niño dentro del aula, imponen disciplina en ese espacio y no ayudan mucho los padres en contra, pues el alumno, en este caso tu hijo, se puede aprovechar de la situación y manipular las cosas para ponerte a ti en contra del maestro, cuando el principal objetivo del docente y el tuyo es el mismo, la educación del niño.

Los profesores tienen una visión privilegiada del niño, pues hay muchas veces que los alumnos tienen un comportamiento diferente en casa, y a los padres les conviene conocer esa conducta.

Cómo hablar con el profesor

Lo que más te conviene es que haya una complicidad entre profesor y padres de familia, compartir información. Trabajar en equipo con los encargados de la enseñanza escolar hará que tu hijo progrese de una manera correcta a nivel académico, con una actitud correcta y un buen comportamiento.

Por eso te recomendamos que se reúnan y se pongan de acuerdo en cuál es el objetivo y métodos que los dos utilizarán para formar a ese niño.

Por otra parte, es importante que no contradigas el método de enseñanza sino que lo entiendas y des a entender tu punto de vista y dudas sobre el método para así llegar a un punto medio.

Un error que cometen algunos padres es enseñar a sus hijos a leer o a calcular por sus propios métodos, otros ponen tareas de refuerzo en casa, si haces esto interfieres en el ritmo o con el método pedagógico del maestro o de la escuela.

Es mejor que vayas trabajando en paralelo y de acuerdo con el sistema de la escuela. No te olvides de acompañar a tus hijos en el aprendizaje (lo cual no significa hacerles la tarea) y con respeto al proceso escolar, así no aturdes a tu chavo con dos posturas o ideas diferentes.

Notas relacionadas con no hablar mal de los maestros frente a tus hijos:

Es mejor comenzar desde temprano: enséñales a tus hijos a ahorrar. Aquí.
¿Tus hijos tienen un hobby? una actividad así es muy benéfica, más información acá.
Enséñale a tus hijos a cuidar la naturaleza, aquí.
Enséñale a tu hijo a plantar un árbol, en este link.

IdeasQueAyudan