¡Comparte en tus redes!

¿Por qué los zapatos son malos para los bebés?

Te explicamos por qué los zapatos son malos para los bebés y por qué no es recomendable su uso a temprana edad, ya que puede afectar en su desarrollo.

¿Por qué los zapatos son malos para los bebés?
No es recomendable el uso de zapatos en los bebés.

A las empresas de calzado no les gusta perder mercado, por lo que ofrecen una gran variedad de zapatos atractivos para los bebés.

Estos suelen tener lindos diseños y al ser pequeños causan curiosidad y atracción, por lo que seguramente terminarás comprándolos.

Hay una idea errónea al pensar que los bebés deberían de usar calzado como los adultos, esto puede causarles problemas a corto y largo plazo.

El objetivo de los zapatos es evitar que los pies se golpeen con estructuras que hay en el entorno, esto no es necesario para un bebé ya que no puede caminar aún y cuando lo haga necesita experimentar con los pies descalzos.

Los bebés deberían permanecer descalzos

Lo ideal sería que los bebés permanezcan descalzos antes de que logren caminar, durante su primer año de vida o incluso un poco más, esto ayudará a que se obtenga un buen desarrollo sensorial.

Podría estar con calcetines o patucos para conservar sus pequeños pies calientes.

Los pies de los recién nacidos tienen una almohadilla de grasa en la planta con un aspecto gordito y aplanado, esa grasa plantar desaparece por lo general a los 12 meses de vida, cuando empieza a formarse el arco plantar o puente del pie.

Por lo que es una señal que se encarga de dar el propio cuerpo de que ya el calzado comienza a ser necesario, esto conforme al portal de Consumer.es

Debes leer:Por estas razones los bebés no deberían usar andaderas

¿Por qué los zapatos son malos para los bebés?

Los pies de los bebés no tienen una forma y estructura bien definida aún, además de que se encuentran en constante crecimiento por lo que ponerles zapatos puede alterar su correcto desarrollo y se pueden llegar a dar malformaciones, el pie de un bebé debe tener libertad para expandirse sin un zapato que lo límite.

Cuando el pequeño tenga más del año, se recomienda investigar bien para encontrar el calzado ideal.

En el momento que el bebé logre caminar debe utilizar zapatos con suelas flexibles que le permitan sentir bajo sus pies cualquier terreno, si el calzado es de velcro, el niño puede ajustarlo solo, favoreciendo su desarrollo psicomotriz.

Este debe evitar lesiones, ya que el niño tiene más movimiento, debe ser de su talla (ni más grande ni más chico), es necesario supervisar constantemente que el zapato no apriete para que no desarrolle ninguna patología, esto de acuerdo al portal de Guía infantil.

Artículos que no te debes perder:

Curiosidades de los bebés que te sorprenderán

El jugo de naranja no es tan saludable como crees

La macabra historia del eslogan "Just do it" de Nike

¿Qué te interesa?
Selecciona los temas de interés sobre
los que deseas recibir noticias: