¡Comparte en tus redes!

Por qué no obligar a los niños a besar y abrazar a un adulto 

Es muy común que los pequeños de familia llámense hijos, sobrinos o nietos, sean orillados a saludar adultos que quizá no conocen, o no les caen bien. Hablemos sobre por qué no obligar a los niños a besar y abrazar a un adulto.

Por qué no obligar a los niños a besar y abrazar a un adulto  Quizá veas muy menudo esta escena: en las cenas de fin de año y navidad, en dónde los más pequeños de la casa se rehusan a saludar a su tía y los padres los amenazan con frases como: Si no saludas a tu tía de beso Santa Claus no te traerá lo que pediste esta navidad. 

Resulta ser un castigo inocente ¿cierto? Pero creenos, no lo es ni un poco. 

Los adultos creemos que obligando a los niños a que se integren de una manera socialmente aceptable es la forma correcta de enseñar modales y lograr, en consecuencia, que sean cariñosos.

Demostrar el afecto hacia alguien más con un beso, un abrazo o una linda palabra, no debe de ser una obligación, más bien debe ser espontáneo y lindo. 

Por qué no obligar a los niños a besar y abrazar a un adulto 

Y claro que no estamos diciendo que inculcar los modales no sean importantes, si no que se deben de inculcar de una manera apropiada y conforme el pequeño te vaya dando la pauta. 

Razones por las que los niños no deberían ser obligados a saludar a un adulto 

  • Las demostraciones de afecto son auténticas

Cuando obligas a una persona sin importar su edad, a saludar a alguien que no le cae bien, es normal que la vibra que se genere sea rara y pesada. Ahora imagínate este escenario con un niño, los niños se caracterizan por ser espontáneos, déjalos fluir con base en lo que su corazón mande. Será después de los cinco años cuando entenderán de manera más consciente los convencionalismos sociales. 

  • No forzar emociones

Forzar a los niños a dar afecto no traerá nada bueno solo un momento incómodo para ti como padre y para la persona que este saludando. Recuerda: Déjalo que viva sus emociones, un abrazo cuando es auténtico es cálido y cariñoso.

  • Por su carácter

Cada niño es diferente, en ocasiones la timidez representa un rasgo muy fuerte en la personalidad que se puede ir tratando con el paso del tiempo. No lo expongas a situaciones incómodas, de lo contrario, comenzarás a desarrollar en él/ella sensaciones negativas. 

  • Inhibe límites 

Cualquier persona, incluyendo a los niños, debe se libre sobre cómo y con quién demostrar su afecto. No debe obligárseles a abrazar u besar a otra persona si no lo creen apropiado, o no se sienten cómodos. 

  • Comunicación abierta 

Si te has dado cuenta que este tipo de actitudes suceden solo con una persona, debes de investigar la causa.Valida sus emociones y sentimietos, y nunca dudes de las palabras que salen de su boca. Eres la persona en que más cree, no lo olvides. 

Notas relacionadas con 'Por qué no obligar a los niños a besar y abrazar a un adulto’: 

Por qué no hablar mal de los maestros frente a tus hijos. Aquí

Qué hacer cuando tus hijos pequeños dicen groserías. Aquí

Escucha activa, método de crianza para tener hijos seguros de sí. Aquí