¡Comparte en tus redes!

Por qué nos cuesta tanto trabajo soltar

Desde que estamos en el vientre de nuestra mamá estamos unidos con el cordón umbilical, cuando lo cortan empezamos a vivir de otra manera, a lo largo de nuestra vida vamos rodeándonos de cosas, situaciones y personas a las que les ponemos título de propiedad. Mi mamá, mi papá, mi hermano, mi tío, mi maestro, mi casa, mis juguetes, mi recamara etc... y todo eso nos da la sensación de poseer cosas y personas en nuestra vida.

Angie Saiz

Conforme vamos creciendo vamos arrastrando los apegos del pasado y empezamos con los nuevos, mi relación, mi novio, mi esposo, mi carro, mi reloj etc... y nos vamos llenando de cosas y personas que a lo largo de nuestra vida nos cuesta soltar.

Esto que estamos viviendo, nos recuerda que nada es para siempre, ni nosotros somos eternos, en algún momento algo pasa como lo que está pasando en el mundo y tenemos que soltar aunque no nos guste o no estemos listos. Este año todos sin excepción en todo el mundo hemos experimentado algún tipo de pérdida, pareja, familiares, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, mascotas, casa, oficina, trabajo, proyectos y nuestra libertad. Este año dentro de todas las lecciones duras que trae para todos es el desapego, entender que las personas no nos pertenecen, que no somos dueños de ellas, ni de situaciones y que tenemos que aprender a vivir y disfrutar cada segundo.

Hoy no podemos tener el control de nada, mucho menos podemos planear a largo plazo. Hace unos meses podíamos planear nuestras próximas vacaciones, celebraciones, inauguraciones etc.. Hoy necesitamos estar libre de ataduras, dejar de vivir en el futuro y aprender del momento presente “Aquí y Ahora “ viviendo el momento presente entenderemos que todo siempre está formado por ciclos y que la vida sigue aunque una o muchas personas se vayan de nuestra vida. Que somos seres independientes que podemos vivir y disfrutar todo lo que nos rodea.

Dejar de guardar cosas que no sirven, solo por que son recuerdos, si algo ya no lo usamos lo podemos regalar, al igual lo tenemos que hacer con la parte emocional todo aquello que ocupe espacio que solo nos esté enfermando o que nos quite espacio para atraer cosas lindas a nuestra vida se tiene que ir. Así como hacemos escombro en nuestro closet, de la misma forma tenemos que liberarnos de rencor, enojo, miedo, culpa, resentimiento, relaciones tormentosas y tóxicas, trabajos que no nos gustan o en donde nos traten mal etc... cuando nos vamos liberando de apegos, empezamos a fluir y nos abrimos a la posibilidad de crear una nueva realidad. Nada en la vida es permanente. Hay que ser agradecidos, aprender la lección y dejar de ser necios ante situaciones que solo nos anclan a nuestro pasado lleno de miedos y de inseguridades.
Cuando no nos atrevemos a soltar, lo estamos haciendo desde nuestro miedo, falta de autoestima, falta de confianza y desde una huella de abandono qué hay que sanar.

Si estamos en esta vida es para aprender a ser felices, reír, soñar, compartir con las personas que amamos, trazar nuestras metas y lograr lo que deseamos.

La vida es hermosa, aunque pasemos por diferentes pruebas. Recuerda que por más fuerte que sea un tormenta en algún momento termina y sale de nuevo el Sol ☀️ depende de ti que esté ahí con una hermosa sonrisa y la frote en alto para poderlo ver de nuevo brillar 😃

Bendiciones )0(

Angie Saiz

Angie Saiz en redes sociales:

Facebook: El rincón de la hechicera 

Twitter: @Angie_Saiz

Notas relacionadas:

Todas las columnas de Angie Saiz, dando click de este lado.