¡Comparte en tus redes!

Ayer, en el programa de EXAfm #JessieEnEXA en el que salgo todos los lunes y miércoles (alrededor de las 7:40 am)… digo, si ya nos vamos a echar el comercial, que sea completo… 104.9 fm ¡No te lo pierdas!

Sexóloga Alessia Di Bari

En fin, ayer salí y hablé acerca de una investigación que se hizo hace algunos años en la Universidad de Texas, por parte del departamento de psicología sobre por qué tenemos sexo; las razones por las cuales la gente tenemos y/o propiciamos un encuentro sexual. El estudio se llama “237 razones por la que tenemos sexo”

Al final del estudio, no sale nada muy revelador; lo que la mayoría de nosotros ya sabemos. Hoy, las razones han cambiado y el amor y la procreación han pasado a segundo, tercer o último término.

Hoy, razones como “por puro placer”, “quemar calorías”, “conseguir un favor especial” o simplemente “porque estaba aburrido(a)” ocupan los primero lugares. Mi pregunta para ti es: ¿Cuál es tu razón y/o tus razones para hacerlo? Hoy ¿Qué te motiva o te mueve para buscar un encuentro sexual?

De las 237 razones, algunas con las que yo me pude relacionar o que hacen sentido con mis gustos o con mi historia, fueron:

“Es divertido” à A mí me parece que los encuentros sexuales son un encuentro lúdico, entretenido, para pasarla bien y soltar el control y la rigidez

“Me deseaba”/ “Me hizo sentir sexy” / “Para sentirme atractiva(o)” à ¿Cuántas veces les dejado a la otra persona la tarea de “hacerte sentir… guapa/atractivo/deseable/amada…” En mi experiencia, es algo que muchos hemos hecho o hacemos de manera regular. No está mal, siempre y cuando no abuses del recurso y por lo tanto, no tomes el aprendizaje. La capacidad de sentirnos atractivos, valiosos, sensuales… está en nosotros, no en el otro.

“Tenía un gran sentido del humor” à Uff ¡Este para mí, es un básico! #YoConfieso que si me hacen reír, caigo redondita.

“Estaba borracho(a)” à Me gustaría decir que no y que siempre he sido una mujer responsable y nunca he hecho algo de lo que –en su momento- me arrepentí… pero sería muy falso de mi parte. Claro que he caído en esta… más de una vez.

“Estaba enamorado(a)” à Hay que decirlo, claro que el ingrediente “amor” es lindo. La sexualidad también es una forma de demostrar y sentir amor, entrega y compromiso. Así que más “y’s” y menos “o’s”; es decir, sumémosle a la sexualidad, el amor y el placer no están peleados… pueden venir de la mano. Se vale disfrutarlos juntos o por separado.

“Era inteligente” à ¡Arriba los sapiosexuales! Si eres de mi equipo, la inteligencia estará en las razones por las cuales podrías tener un encuentro sexual con alguien… qué les digo, la inteligencia, prende.

“No quería perder a mi pareja” à A veces, en un afán desesperado por no perder a alguien, aceptamos o incluso fomentamos o buscamos encuentros para que no se vaya. Muchos de nosotros lo hemos intentando, en mi experiencia, no es la forma puesto que no viene de un lugar de valía, sino de escasez.

En fin, has tu lista ¿Desde dónde escoger sí tener un encuentro sexual? Verás que es interesante empezar a conocerte también desde este lugar… no hay respuestas correctas ni incorrectas, pero bien vale la pena ver desde dónde buscas lo que buscas… y por qué no… también observar si lo encuentras.

Alessia Di Bari en redes sociales:

Facebook: Sexóloga Di Bari 

Twitter: @SexólogaDiBari

Evolución Terapéutica en redes sociales:

Facebook: Evolución Terapéutica 

Twitter: @EvoTera

 

Notas relacionadas:

Todas las columnas de Alessia Di Bari, dando click aquí.

Todas las columnas de Evolución Terapéutica, dando click acá.

Alessia Di Bari