¡Comparte en tus redes!

7 posiciones sexuales más extrañas pero que te llevarán al placer

Dale la vuelta a tus noches de placer que no sea lo mismo siempre, hay infinidad de formas y de posturas para llegar al máximo placer, aunque hay que reconocer que son un tanto extrañas, pero sabemos que eres warrior y que por más extrañas te rifaras como los grandes, todo por tu placer.

extranas

Así que como tus grandes amigos que somos checa estas 7 posiciones extrañas pero que sin dudar te llevaran a los más alto del placer.

Vaquerita siberiana.

Esta posición es como la clásica de la vaquerita, pero la variante picarona es que lleves un dildo o vibrador al encuentro. Mientras tu mujer, te sientas sobre el pene erecto de tu hombre y comienzas a moverte en forma de ochos y gritas ¡ajúa!, al mismo tiempo podrás estimular tu propio clítoris al ritmo que te haga sentir más rico y llegues al orgasmo las vece que quieras.

 
 

Chivito al precipicio.

Esta postura se hace de pie lo que la hace un poco complicada pero no imposible, de pie e inclinada hacia delante busca el lugar adecuado para realizarla por ejemplo un balcón. El estará detrás de ti para darte todo su poder tu solo tendrás que moverte y dejarte llevar por las embestidas. Aunque parezca una posición sencilla, no todos la logran y se pierden de la gloria.

Arco.

Tu mujer pecaminosa acuéstate boca arriba con las piernas abiertas y flexionadas, apoya tus manos detrás de sus hombros. Antes de que la penetre su pareja, debe levantar la cadera y apoyarla sobre las piernas de su compañero. La intensidad del orgasmo valdrá cada minuto de cansancio

Tornillo.

Esta postura sexuale logra una gran intensidad de presión al clítoris. Ella se acuesta al borde de la cama, mientras que dobla sus piernas hacia un lado de su cuerpo, tu macho cabrío párate al frente y penetra al mismo tiempo que acaricia su busto, algo que aman hacer los hombres.

 

 
 

La carretilla sentada.

Esta se realiza en el borde de la cama emula la postura de la carretilla, pero pídele a ella que se apoye con las manos en el suelo. El movimiento es limitado, pero la penetración muy profunda.

La mesita.

Otra posición que les permite estar parados sin cargar nuestro peso. No tienes que estirar las piernas como si estuvieras en exhibición de yoga, con acercarte a la orilla del mueble y sostenerte de sus caderas con los muslos es suficiente. Combina la aventura de hacerlo en un lugar diferente con la sensualidad de una vista perfecta.

La cruz.

Esta es una posición diferente que te permitirá ver a tu pareja desde ángulo diferente, además de poner tu clítoris muy cerca de las manos de tu hombre.

Tu pareja debe estar acostado de lado y tú viéndolo de frente, acostada boca arriba, perpendicular a su posición - para que nos entiendas -. Echale la mano un poco a penetrarte, guiao por el camino del placer y luego ambos podrán controlar la intensidad de sus movimientos.

 Si, son extrañas, un poco difíciles pero el placer al que llegaras con ellas será el máximo, en poco tiempo se convertirán en tus preferidas y quien sabe, chance y hasta tú le puedes poner de tu cosecha para que sea más placenteras, ya después nos contaras que le integraste o que le moviste, coshino.

Notas relacionadas: 

Metele música a tu relaciones sexuales con la postura del acordeón, a sonar se ha dicho. Aquí.

Sexo frente al espejo ¿ya lo probaste? Aquí

7 posiciones básicas en el sexo. Aquí

 

 

IdeasQueAyudan