¡Comparte en tus redes!

Cómo proteger a tu hijo de los cohetes en las fiestas patrias

Todo padre responsable no permite que sus hijos cometan acciones que están fuera de la ley, como la compra de cohetes, en estas fechas los mexicanos realizan fiestas patrias, comen pozole, tostadas, pambazos, tamales o cualquier otro platillo mexicano que resalte el orgullo mexicano.

cohetes

Desgraciadamente, en su afán por celebrar el Día de la Independencia Mexicana muchos padres permiten que sus hijos compren juegos pirotécnicos, en México se siguen vendiendo cohetes (ollitas, ratones, cebollitas, busca pies, cañones, etc.), algunos padres incluso ofrecen dinero a sus hijos para comprar fuegos artificiales.

Según la Fundación Mexicana de Dermatología, los accidentes con pirotecnia representan el 17% de atención por quemaduras a niños, entre los 10 y 14 años de edad en las fiestas patrias.

La venta y la compra de material pirotécnico no es cosa de niños, es por eso que las autoridades mexicanas han desplegado operativos con el objetivo de prevenir e inhibir la venta de este material, el objetivo es evitar accidentes que provoquen lesiones en niños y adultos.

Así como es absurdo culpar al gobierno por las inundaciones en las calles cuando es uno quien tira basura en la calle y provoca la obstrucción de las coladeras, es igualmente absurdo comprarle a tu hijo fuegos pirotécnicos o permitir que jueguen con ellos.

Es competencia de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) la expedición e inspección de licencias para establecer y operar locales para la fabricación, el almacenamiento y compraventa de pirotecnia. Sin embargo, es tu responsabilidad como padre cuidar de la integridad de tus hijos.

 

Si te preguntas cómo proteger a tu hijo de los cohetes en estas fiestas patrias estos son los consejos a seguir:

1.- Supervisión.

No dejes que ellos sean los que manipulen y mucho menos que enciendan los cohetes. Ellos aún no desarrollan la capacidad de prevenir accidentes, tu sí. No les quites el ojo de encima.

2.- No usar bolsas de cohetes pegadas al cuerpo.

Este error es el más fatal y el que debes de evitar siempre. A veces, por mayor comodidad atamos la bolsa de sus cohetes en su pantalón, pero recuerda que basta con un solo chispazo para que estos se prendan y comience un trágico accidente.

3.- Cohetes para su edad.  

No compres fuegos pirotécnicos que se puedan usar en alguna guerra. Las típicas brujitas, luces de colores, volcancitos, cerillitos, ratoncitos, son los ideales para niños pequeños.

4.- Hazlo tú mismo.

Se tú, el que administre y el que encienda los cohetes, haz que tus hijos solo sean los espectadores de los tronidos y miles de chispas y colores que provocan estos cohetes.

5.- ¡Ya se quemó!

En caso de que algo haya salido mal y sufre una quemadura el IMSS recomienda lo siguiente:

  • Alejar a la persona afectada del objeto que le causó la quemadura
  • Quitar la ropa si está pegada a la piel o si la quemadura es muy amplia
  • Lavar la zona quemada con agua tibia y jabón neutro durante 20 minutos, pues contrario a lo que se piensa, el agua fría profundiza la quemadura. El agua elimina sustancias nocivas, disminuye el dolor y baja la hinchazón
  • En las quemaduras de primer grado, se recomienda aplicar crema hidratante cada 3 horas, durante 4 días. Las molestias desaparecerán en menos de 6 días
  • Las quemaduras de segundo y tercer grado deben ser valoradas por un médico
  • Si la quemadura es extensa, se sugiere cubrir la zona con lienzos limpios y húmedos durante el traslado al hospital

 

Los fuegos artificiales no son para niños porque se pueden quemar, los pueden arrojar a lugares peligrosos, pueden lastimar a otras personas y animales. Además, la venta de pirotecnia está prohibida en México, quien desee vender necesita un permiso especial para hacerlo. Hay muchas otras formas de celebrar las fiestas patrias con tus hijos.

Notas relacionadas:

Ideas para adornar tu casa en las fiestas patrias. Aquí.

Cómo armar un botiquín de primeros auxilios para tu hogar. Aquí.

Primeros auxilios para quemaduras leves. Aquí.

IdeasQueAyudan