¡Comparte en tus redes!

Qué es un trastorno de la personalidad

Siempre puede resultar confrontativo que un profesional de la salud mental me diga que padezco de una enfermedad que tiene que ver con mi forma de ser. En el modelo tradicional de la medicina, las enfermedades se presentan cuando llega algo ajeno a mi, altera mi equilibrio y los síntomas son tan claros que me hace buscar atención para quitar este desorden que llegó a mi vida. Por otro lado, cuando hablamos de trastorno de la personalidad, tratamos de situaciones que se van gestando en mi carácter desde la infancia, se hacen más notorias en la adolescencia, para quedarse fijas y establecerse en la edad adulta.

Dr. Edilberto Peña de León

Hay que decir que la personalidad es mi forma fija de relacionarme con el mundo y mi medio ambiente. Es la suma de mi temperamento, que son las características heredadas que traigo de cuna, y mi carácter, que son mis formas aprendidas a lo largo de mi vida y mi educación. Siguiendo esta línea de pensamiento, todos tenemos una personalidad, diferente y única en comparación con la del resto, entonces, ¿Dónde se hace la diferencia con una personalidad normal y una alterada?

En efecto, todos tenemos rasgos predominantes de personalidad y estos se clasifican en tres grupos debido a sus características similares entre ellos:

1) Grupo A: esquizoide, esquizotípico y paranoide. Tienen en común el ser individuos aislados, con creencias hasta místicas y algo desconfiados.
2) Grupo B: narciso, histriónico, sociópata y limítrofe. Con un gran foco en ellos mismos, egoístas, muy emocionales y con algunos problemas con el manejo de los impulsos.
3) Grupo C: obsesivo, evitativo y dependiente. Son muy reflexivos, fijados en su mundo interno, con poca convivencia con los demás y dependiendo de otras personas para algunas tomas de decisiones.

Todos tenemos rasgos que predominan en nuestra forma de ser y que nos definen y nos hacen funcionar todos los días. Pero, cuando mi forma de ser se convierte en un problema para relacionarme con mi medio ambiente, es inflexible, poco adaptable a las condiciones cambiantes y me hace perder mi funcionalidad en el mundo; es el momento de pensar en un trastorno de la personalidad.

Estos los diagnostica cualquier profesional de la salud mental y su manejo es con diferentes tipos de psicoterapias y en momentos de crisis con algún apoyo de fármacoterapia.

Dr. Edilberto Peña de León

Edilberto Peña