¡Comparte en tus redes!

¿Qué estamos desarrollando en los niños, el "ser" o el "tener"?

“No eduques a tus hijos para que sean ricos.
Edúcalos para que sean felices.
Cuando sean grandes,
ellos conocerán así el valor de las cosas,
no el precio”.

Cuando hablo con los padres de familia todos tienen claro que desean que sus hijos sean “buenas personas” pero cuando hablamos de la ejecución de cómo llegar a ello es cuando aparecen las dudas, los conflictos y los mensajes equivocados, como en todo hay ciertos aspectos que hay que cubrir para poder tener las características de una buena persona.

Alicia Rábago

Una de ellas el respeto, sin duda podría decir que de las más importantes porque sin respeto no hay convivencia ni entendimiento y al ser un mundo social el respeto es parte primordial para vivir, y el respeto más que enseñarse con palabras se enseña con ejemplo y actos continuos en la vida diaria.

Por ejemplo: Respeto tu tiempo (un médico que te hace esperar horas para atenderte porque cito cada 15 minutos un paciente sabiendo que su consulta no puede durar 15 minutos, no está respetando TU tiempo) que es tan valioso como el de él, (un padre que le pide a su hijo que respete las normas en su casa pero él, llega tarde a su trabajo,  se pasa los altos, no paga sus multas) no está siendo congruente con lo que pide, (un profesor que pide respeto para él y para los compañeros de clase, pero hace comentarios despectivos, descalifica con adjetivos, no observa, no está cumpliendo con lo que el mismo pidió)

Ejemplos como esos podemos encontrar en cualquier lugar y más en estos momentos en los que el país no atraviesa su mejor momento, pero no cambiará si no comenzamos los que estamos a cargo de esos niños que pueden ser parte del cambio.

Hoy le estamos enseñando a los niños que el que más tiene es el que más vale,  Hoy los niños tristemente ven que alguien sale en la tele, se vuelve famoso porque todo mundo hable de él, porque su video tiene millones de descargas y visualizaciones, aunque la acción que está cometiendo no sea correcta, “ladies y lords” han aparecido constantemente porque nosotros los volvemos importantes, y aunque estamos de acuerdo que está mal hecho lo que hacen de todas maneras por unos minutos se vuelven dueños de nuestra atención, y esto los niños lo ven.

Es necesario que como padres fijemos nuestra escala de valores, que quiero desarrollar en mi hijo, lealtad, honradez, respeto, honor, prestigio, etc… esas cosas que como adulto las escuchamos cuando los señores de antes hacían por ejemplo “tratos de palabra”, la palabra valía tú reputación y era importante, cuando la honradez no tenía que ser pedida como requisito para un trabajo iba implícita en él, cuando ponerse la camiseta de un trabajo, de un equipo de futbol, de un colegio era parte de ti, hoy todo es de a ratitos, todo es desechable, nada satisface nuestras necesidades y no importa que sea necesario para conseguir lo que se desea, queremos que nuestros hijos sean exitosos, ¿pero ya no importa el cómo?, queremos que tengan una vida acomodada ¿pero muchos padres no saben ni de donde proviene el dinero?

Hoy sin duda hay algo no estamos haciendo bien cuando escuchas en la boca de un niño frases como “el que no tranza no avanza”, “pena robar y que te cachen” etc, cuando para un niño es más importante tener unos tenis de marca que pasar tiempo con su familia, tener el último teléfono inteligente porque eso lo hace sentirse querido y aceptado, y clarísimo tengo que los niños son los menos culpables, ellos son solo el reflejo de lo que ven y escuchan, sin duda en muchos momentos la vida no es justa, pues también eso lo tendrá que aprender un niño, pero no a cambio de su tranquilidad y conciencia que hoy me cuestionaría si se la estamos formando.

Sin lugar a dudas estos momentos que estamos viviendo nos regalan la posibilidad de darnos cuenta cuales son “nuestras prioridades”, de que es lo que queremos que nuestros hijos tengan como valores y principios de vida, estos meses de tanta convivencia nos hacen darnos cuenta que hay cosas que no valen dinero pero que nos hacen muy felices y debemos aprenderlas a valorar y no darlas por hecho.

Alicia Rábago en redes sociales:

Facebook: Alicia Rábago

Twitter: @AliciaRabago

Instagram: @educalosparaquelosdemas

Yotube: Alicia Rábago

Notas relacionadas:

Todas las columnas de Alicia Rábago, dando click aquí.

Alicia Rábago