¡Comparte en tus redes!

7 remedios caseros de la abuela muy efectivos

En está temporada en dónde el clima es más tripolar que tu novia, las enfermedades están al orden del día. Y es que un día sale el sol y hace un calor de los mil demonios, pero al día siguiente se inunda media ciudad. Pero ni los cambios de clima más tenaces podrán con estos 7 remedios caseros de la abuela muy efectivos.

remedios caseros de la abuela

Es por esto que tener el fon de tu abuelita a la mano vale oro, ella sabe perfectamente que hacer cuando la gripa del mal invade tu cuerpo chambeador.

Remedios caseros de la abuela muy efectivos

Bicarbonato de sodio para la temperatura

Muchos nos hemos visto forzados a tomar un baño de agua fría para bajar la temperatura provocada por una infección –generalmente en el estómago por comer mal porque #mexicanos–, pero cuando ni siquiera esta drástica medida nos ha funcionado las abuelitas remiendan mezclar bicarbonato de sodio con manteca y untarla en la planta de los pies, axilas y estómago, para después cubrirlas con papel estraza.
¡Pruébalo y verás que funciona!

Ceniza para las heridas

Recuerdo que alguna vez mi abuelita aplicó esa con la ceniza de uno de sus cigarritos faros y me pareció impactante, pero lo fue más ver cómo la herida se veía mucho mejor a las 24 horas. ¿Cómo funciona? No lo sé, pero de verdad que funciona.

Caldito de pollo

Por sencillo que parezca el caldito de pollo tiene verdaderamente propiedades curativas. Según un estudio realizado por la Universidad de Cambridge el caldo de pollo al ser un alimento caliente, con sodio, ayuda a rehidratar y eliminar la mucosidad que se desarrolla durante un resfriado. También ayuda a bajar de peso, disminuye la ansiedad y genera saciedad.

¡Simplemente es mágico!

 

Miel con limón

¿Le duele la garganta a mi niño? No se me preocupe un tesito te va a caer de perlas. Es muy eficaz para aliviar el malestar de garganta y aminorar la tos.

Té de manzanilla

En una taza con agua calientita y manzanilla tendrás dos sustancias químicas que te harán sentir más relajado: apigenina y luteolina. Ayudarán a disminuir los síntomas de ansiedad.

Menta

Sin duda la naturaleza nos regala plantitas que nos hacen el paro cuando estamos enfermos. La menta es una de ellas, te ayudará a alivias la náuseas, el dolor de estomago o inclusive los cólicos menstruales. Tiene efectos relajantes en los músculos intestinales, esto hace que fluya de mejor manera el ácido gástrico.

El huevo

¿Te sientes súper cansado y mal vibroso? Quizá y te estén haciendo mal de ojo.

La solución: Ve por un huevo al refrigerador y límpiate de arriba hacia abajo. Se tiene la creencia de que si lo haces todo el aire, las envidias y los chismes serán absorbidos por el huevo.

Al terminar, rómpelo dentro de un vaso con agua ¿te diste cuenta?

Así que ya sabes si te sientes de verdad mal, levanta al teléfono y háblale a tu abu, si sabes que es cosa de un resfriado hazle caso en todo lo que te diga. Sí crees conveniente ir al médico y que te manden tratamiento ¡hazlo!, lo que más importante es que tu salud este en las mejores condiciones. Y no olvides llevarte suéter y taparte tu pechito.

Notas relacionadas con remedios caseros de la abuela:

7 remedios caseros para las quemaduras, dando click aquí.

7 remedios caseros para el dolor de estómago, dando click acá.

7 remedios caseros para la toso con flema, dando click de este lado.

IdeasQueAyudan