¡Comparte en tus redes!

Remedios caseros para las hemorroides

Las hemorroides son uno de los padecimientos más comunes, sin embargo, por encontrarse en una zona “tabú” muchas personas lo sufren en silencio. Si tienes dolor, inflamación o comezón, aquí te presentamos varios calmantes caseros que, según la sabiduría popular, puede aliviar esas dolencias. Mira cuáles son y cómo usarlos, pero también cuándo es necesario ir al médico, para tomar otras medidas.

 Remedios caseros para las hemorroides  

Qué son las hemorroides

Las hemorroides, también llamadas almorranas, son venas hinchadas en el ano y en la parte inferior del recto, parecidas a várices. Las hemorroides pueden encontrarse dentro del recto (hemorroides internas) o pueden aparecer debajo de la piel alrededor del ano (hemorroides externas).

¿Por qué aparecen las hemorroides?

Según expertos de Mayo Clinic (una prestigiosa clínica estadounidense) no están seguros sobre qué es lo que realmente desencadena el desarrollo de las hemorroides, aunque tienen que ver con la inflamación y la ruptura del tejido en las almohadillas anales. Además, el estreñimiento persistente, hacer fuerza al evacuar, sentarse en el excusado por mucho tiempo y una dieta baja en fibra pueden agravar el problema,

Remedios caseros para las hemorroides

Sábila o aloe vera

La sábila o aloe vera es uno de los ingredientes de cabecera del botiquín de tu casa y si aún no lo es, después de saber lo mucho que te podrá ayudar contra las hemorroides formará parte indispensable de tu botiquín. Puede ayudar a aliviar la picazón, el ardor y la inflamación. Corta una hoja de aloe vera y aplica el líquido de la misma varias veces al día, en especial después de evacuar. Es recomendable limpiar bien el área antes de aplicar.

Baños de asiento

Los baños de asiento son uno de los remedios caseros más populares para reducir la inflamación, el dolor y la comezón de las hemorroides. Para un baño de asiento se requiere una tina, agua caliente. La duración recomendada es de 15 a 30 minutos. El agua producirá la contracción venosa y reducirá la inflamación.

Compresa de papa

A las papas crudas se les atribuyen propiedades antiinflamatorias y calmantes y se recomienda su uso en compresas para aliviar los síntomas de las hemorroides. Puedes rayar una papa y aplicar en la zona varias veces al día, durante unos 20 minutos especialmente después de evacuar.

 

Pasta de espinacas

Este remedio se considera apropiado para bajar la hinchazón de las hemorroides, ya que tiene un efecto relajante. Necesitas 3 hojas de espinacas picadas en trocitos tan finos como sea posible y una cucharada de aceite de oliva, mezcla hasta obtener una pasta homogénea. Aplica una pequeña cantidad de la pasta sobre y dentro el ano. Déjalo actuar por un lapso de 20 minutos.

Aceite de manzanilla

Desde tiempos antiguos, se ha usado la manzanilla para tratar los trastornos digestivos como diarrea, indigestión o cólicos. El aceite de manzanilla puede ser aplicado directamente, o bien se puede preparar una infusión con algunas hojas y flores secas. Hervir por 15 minutos y aplicar con un algodón bien humedecido.

Hielo

El uso del hielo para las hemorroides es una de las más efectivas. Es un remedio al alcance de la mano que proporciona alivio inmediato. Sólo tienes que conseguir hielo, ponerlo en una bolsa o envolverlo en un paño y colocarlo en la zona afectada. El hielo no debe tocar directamente el ano, ya que puede causar quemaduras.

Agua de linaza

Dos cucharadas de semillas de linaza al día pueden aflojar el contenido del estómago y ayudar a aliviar el estreñimiento y las hemorroides. Remoje las semillas en agua una hora antes de ingerir para aprovechar las propiedades de la mucosidad que se obtiene. Las propiedades de la parte babosa de la linaza se deben a su contenido de proteína, lecitina y sobre todo de ácido linólico.

Ajo

El ajo es considerado uno de los remedios caseros con mayor poder antiinflamatorio. Simplemente hay que poner a hervir durante 30 minutos 2 dientes de ajo machacados en dos tazas de agua, dejar enfriar, colar y aplicar compresas sobre las hemorroides. También puedes colocar un diente de ajo pelado dentro del recto y dejarlo toda la noche para mayor efectividad.

 

Deja de sufrir por culpa de las molestas hemorroides, con tan solo uno de estos remedios caseros verás que esas venitas tan estorbosas y dolorosas van a desaparecer y podrás recobrar tu vida normal, solo recuerda que si este problema persiste y hay sangrado o una dolencia mayor a la normal debes acudir al médico para que el de el dictamen final.

Notas relacionadas con remedios caseros para las hemorroides:

7 remedios caseros para heridas, dando click aquí.

7 remedios caseros para la diarrea, dando click acá.

Remedios caseros para los cólicos, dando click de este lado.