¡Comparte en tus redes!

Responsabilidad política

Nuestros problemas están hechos por el hombre, por lo tanto pueden ser resueltos por el hombre.  Ningún problema del destino humano está más allá de los seres humanos.

“ John F Kennedy.”

Francisco Javier GarridoHay fuerzas invisibles que actúan sobre nosotros. Sutilmente nos influyen y nos obligan a tomar acciones o decisiones que a nosotros mismos nos sorprenden, cuando llegamos a estar un poco más conscientes y nos preguntamos ¿qué fue lo que estaba pensando?. (Ojo; Esto no quiere decir que no seamos responsables de los actos cometidos en todo momento) el estado de consciencia es tan sutil como volátil.

Existen diversas filosofías que exponen lo intangible del “Yo” y hablan de los muchos “Yo” que podemos llegar a ser.

En un plano más común y mecánico también sabemos reconocer la funcionalidad que podemos brindar a la sociedad, sabemos para que somos buenos o para que nos hemos preparado de manera técnica o especializada. Desde el carnicero que aprendió a usar sus cuchillos y realizar cortes precisos, el zapatero que aprendió las técnicas para la reparación de calzado; hasta las amas de casa que tienen que desarrollar diversos quehaceres domésticos.

Debido a la responsabilidad de su empleo y a que su negocio se realiza en tratos directos; cada uno de los antes mencionados. consulta de manera directa a sus empleadores, pero tratándose de aspectos de seguridad social y de estructuras de índole pública. quien sea director de tales actividades debe. Así de forma obligatoria; consultar a verdaderos expertos en la materia. Ya que de ello depende la vida y la economía de cientos de familias en el país.

Hago referencia sin duda a esta tendencia política del gobierno transitorio; cayendo en lo absurdo por solicitar de manera constante, encuestas públicas para saber cómo se van a realizar diversas actividades; como lo  es el caso del aeropuerto. Que después podrá dar pauta a hacer encuestas de otras índoles sobre materias más específicas y que requieren opiniones completamente expertas. De allí la importancia de ser más precavidos y sensatos al momento de elegir. Ubicando que es lo que queremos y a quien se lo solicitaremos. Nadie cabal va a la carnicería a comprar petróleo, etc. Nadie cabal trae a una negociación de rehenes a un piromaníaco.

Debemos empezar a ejercitar la lógica y empezar a dejar de ser un pueblo caprichoso, alimentando un erario público, del cual robustamente se beneficiarán caprichosos funcionarios. Y no solo hablo del ejercicio democrático de las votaciones; debemos de aprender a elegir correctamente, practicando en nuestra forma diaria. Ese ejercicio de poder; repito, las votaciones ya se realizaron. La democracia se manifestó. Ahora es tiempo de que las personas que fueron elegidas, tomen toda la preparación que tengan; y se acerquen a consultar a las personas correctas , tomen las mejores decisiones para crear un mejor espacio y se hagan responsables de los puestos políticos que con tanto ahínco solicitaron al pueblo para poder ejercer. Esa es su responsabilidad. Pero México es responsabilidad de todos.

Debo ser sincero y decir que me declaro incompetente ante la responsabilidad de elegir ¿dónde, cómo y cuándo? realizar una ambiciosa mega estructura que conlleve vidas de por medio. Y estoy muy seguro que la mayoría de la población también.

Pareciera un trabajo sencillo y estoy seguro que en las manos indicadas el cambio para la mejora de los mexicanos es difícil, pero en las manos incorrectas será imposible.

Ayudemos a ayudar. Enfoquémonos día a día en un estado de conciencia como nación, rescatando los valores más correctos y poniéndolos en práctica.

Dejemos de pensar que nuestro brillo solo se consigue apagando el brillo de los demás. Somos una nación y eso es una responsabilidad que no podemos dejar de lado. Porque la sociedad es un mar de vaivenes y tarde o temprano lo que arrojemos a él. Nos será devuelvo con mayor fuerza.

La vida siempre está enseñándonos, estableciendo por amor, nuevas metas a nuestro espíritu. Hagamos de México una nación grande de Nuevo.

Trabajemos constante, fluido, disfrutando la batalla que esto signifique. Las preguntas importantes que debemos hacernos son:

¿Lo que estas haciendo hoy te esta acercando a tus metas?

¿tus metas están haciendo un mundo mejor?

¿ eres el ciudadano que te gustaría representar?

México somos todos.

Dentro y fuera de sus fronteras habemos México.

Francisco Javier Garrido Ruíz