Señales de que eres víctima de mobbing

Los medios de comunicación están plagados de información sobre el bullying, así como de campañas para erradicar esta práctica que tanto afecta a los niños y adolescentes. Sin embargo, tú también podrías ser víctima de acoso en el trabajo. ¿Has escuchado sobre el mobbing?

¿Qué es el mobbing?

Esta práctica de acoso laboral afecta a 44% de la clase trabajadora del país, según una encuesta realizada por OCC Mundial. Con base en estos resultados, el principal acosador suele ser el jefe o superior (45%), seguido por los compañeros (32%).

Si no estás segura de ser parte de la estadística, te dejamos algunas de las señales típicas de esta práctica, las cuales fueron identificadas por Iñaki Piñuel en su libro Mobbing: cómo sobrevivir al acoso psicológico en el trabajo:

  1. Tu superior se niega a comunicar, hablar o reunirse contigo.
  2. Te ignoran, excluyen, fingen no verte y/o no te devuelven el saludo
  3. Te gritan o elevan la voz con intención de intimidarte.
  4. De manera malintencionada, inventan y difunden rumores acerca de ti.
  5. Sin importar lo que hagas, echan por tierra tu trabajo.
  6. Te acusan injustificadamente o falsamente de incumplimientos o errores
  7. Te atribuyen conductas ilícitas o antiéticas contra la empresa o los clientes para perjudicar tu imagen y reputación.
  8. Recibes críticas y reproches por cualquier cosa que haces o decisión que tomes. Esto con intención de paralizarte y desestabilizarte.
  9. Amenazan con usar instrumentos disciplinarios en tu contra, como rescisión de contrato, no renovación, expediente disciplinario, despido o traslados forzosos, por mencionar algunos.
  10. Controlan, supervisan o monitorizan tu trabajo de forma malintencionada con el propósito de descubrirte en algún error o actividad ilícita.
  11. Te dejan sin ningún trabajo que hacer, ni siquiera a iniciativa propia, y luego te acusan de no hacer nada o de ser perezosa.
  12. Te asignan sin cesar nuevas tareas o trabajos, sin dejar que termines los anteriores, y te acusan de no terminar nada.
  13. Te asignan tareas o trabajos absurdos o sin sentido.
  14. Te asignan tareas o trabajos por debajo de tu capacidad profesional o tus competencias para humillarte o agobiarte.
  15. Te asignan tareas que ponen en peligro tu integridad física o tu salud a propósito.
  16. Te ocasionan gastos con intención de perjudicarte económicamente.
  17. Se burlan de ti o hacen bromas intentando ridiculizar tu forma de hablar o de caminar. También pueden ponerte apodos
  18. Recibes feroces e injustas críticas o burlas acerca de tu vida personal.
  19. Recibes amenazas verbales o mediante gestos intimidatorios.
  20. Te zarandean o empujan para intimidarte.
  21. Te privan de información imprescindible y necesaria para hacer tu trabajo.
  22. Limitan malintencionadamente tu acceso a promociones, ascensos, cursos de formación o de capacitación
  23. Te lanzan insinuaciones o proposiciones sexuales directas o indirectas.

Cabe señalar que para que se considere mobbing, el abusador debe presentar estos comportamientos por lo menos dos veces a la semana, durante seis meses.

¿Conoces a alguien que esté lidiando con esta situación?

Notas relacionadas:

La ventaja de ser eficiente en el trabajo. Aquí

Los 8 miedos más comunes entre los Godínez. Aquí

7 cosas que debes hacer para encontrar el trabajo de tus sueños. Aquí

 

¿Qué te interesa?
Selecciona los temas de interés sobre
los que deseas recibir noticias: