¡Comparte en tus redes!

Si de comer se trata...

Georgette RiveraEs cierto que la cantidad de comida que consumes, es el alimento que tu cuerpo requiere para poder vivir y transitar con salud tu experiencia de vida en este plano; sin embargo, ¿cómo saber qué comida es la que tu cuerpo necesita? Puede resultar fácil comer cualquier cosa con tal de llenar el estómago; no obstante, no todo lo que comes te alimenta y te brinda los nutrientes necesarios que te ayuden a mantener el equilibrio físico que tu organismo demanda; así que para que no te confundas eligiendo cosas que te perjudiquen, puedes hacer una dieta rica en proteínas, vegetales, semillas y frutas que te aporten lo necesario para que logres estar en forma y vivir en armonía física, mental y espiritual.

Llevar un alimentación sana no es tarea fácil, sobre todo en esta época en la que la comida chatarra está a la vuelta de la esquina a bajos precios y con poca calidad, aunado a que en las áreas de comida rápida de cualquier centro comercial, los comerciantes ofrecen a precios muy atractivos paquetes que tienen una gran cantidad de carbohidratos, aceites, y un largo etcétera,  cuestión que dificulta todavía más el hecho de poder conseguir una alimentación sana que no contenga grasas, azúcares, y todo lo que daña el cuerpo humano y que causa enfermedades intestinales, cardiovasculares y algunos otros malestares que poco a poco van debilitando nuestra salud; por lo que es recomendable que si tu ingesta de alimentos no es  óptima, pues acostumbras comer de manera rápida y lo primero que se te cruza; entonces trata de hacer un  poco de ejercicio, 20 minutos durante 5 días a las semana marcarán la diferencia, y una vez alcanzado esto puedes optar por llevar una rutina más activa e incluir bicicleta, o bien salir a caminar para quemar calorías y eliminar toxinas.

Es importante también que aprendas a tomar agua, así estarás hidratándote siempre y eliminarás lo que no necesitas. Hay estudios que comprueban que la mayoría de las veces confundimos sed con hambre y nuestro organismo lo que nos está pidiendo realmente es agua. Asimismo, te recomiendo que cuando sientas un apetito voraz prepares una colación para aminorarlo, puede ser jícama con limón y poca sal, o bien zanahoria rayada, te ayudará en cantidad.

Y si un día  no logras comer sano no te enojes ni te culpes, mañana tienes una oportunidad de hacerlo de nueva cuenta, así que  relájate, tu salud te lo agradecerá.

Que tengas una bendecida semana.

Georgette Rivera

 

Georgette Rivera