¡Comparte en tus redes!

Una de las bebidas más apreciadas es el té; si bien en entregas anteriores hemos hablado de los diferentes tipos que existen y sus beneficios, hoy quiero invitarte a que en el caso de no sea una de las bebidas que consumas regularmente, le des una oportunidad y lo tomes más seguido, esto además de proporcionarte beneficios estupendos te ayudará a relajarte y a muchas otras cosas que posiblemente ignores, así que comparto contigo algunas de las mezclas y de las maneras más populares de ingerirlo.

Georgette Rivera

Cabe mencionar las diferencias que hay entre un té, una infusión y una tisana.

Té: su resultado es el de infusionar las hojas de la planta de 3 a 4 minutos, de las cuales solo existen 5 tipos: verde, rojo, negro, blanco y azul. Aunque todos los tés vienen de la misma planta tienen propiedades diferentes.

El té negro ayuda a reducir el sarro de los dientes y disminuye en gran medida la hipertensión.
El té verde es un excelente antioxidante y diurético, se recomienda tomarlo en ayunas.

Podríamos llegar a la conclusión de que todos los tés son infusiones; no obstante, no todas las infusiones son un té., éste contiene cafeína y entre más se oxide más cafeína tiene.

Infusión: la infusión es el modo de preparación:

Se agregan los ingredientes en agua hirviendo, se dejan reposar y después de unos 10 minutos se filtra.
Se dejan los componentes en agua fría durante la noche para que liberen sus propiedades y después se cuela; cabe aclarar que como es un concentrado se puede agregar más agua, y se puede preparar  perfecto con flor de jamaíca y canela juntas, queda delicioso.
Todos los ingredientes se dejan en agua fría y luego se hierven y filtran, se puede tomar caliente o frío, como tú lo prefieras.

Tisana: las tisanas se elaboran con extractos de varias plantas, no solo de una; se requiere de 15 minutos para que las propiedades de las hojas suelten todas sus bondades; en las tisanas se usan también las flores, raíces, bayas, y en ocasiones, hasta las semillas.

Sugerencias:

Para una leve constipación estomacal se recomienda un té de hierbabuena.
Para una bronquitis severa se aconseja un té de gordolobo con miel antes de dormir, sirve como expectorante.
Té de diente de leon, en ayunas ayuda a mejorar la función hepática y la circulación.
Té de menta, es perfecto cuando aparecen dolores leves de cabeza.
Té de tila, es la mejor opción cuando una persona está estresada.
Té de manzanilla, es un antiviral y atiespasmódico por excelencia, por lo que si deseas subir tus defensas y deshacerte de los dolores en el estómago está ampliamente recomendado.
Infusión de tila, azahar y pasiflora ayudará a cualquier persona estresada, cansada y con mal sueño a llevar la cabeza a la almohada y dormir plácidamente.
Tisana de epazote, hierbabuena, menta y manzanilla para quienes padecen colitis aguda.

Esperando que un buen té te sea de utilidad te deseo una bendecida semana.

Georgette Rivera 

Facebook: Georgette Rivera

Twitter: @Podomancia

Notas relacionadas 

Todas las columnas de Georgette Rivera dando click de este lado.

Georgette Rivera