¡Comparte en tus redes!

Tratamiento antidepresivo, ¿qué opciones tengo si no me está funcionando?

Comúnmente los pacientes asumen que, cuando se deciden a usar un tratamiento antidepresivo, no existen riesgos de fallas.

Dr. Edilberto Peña de León

El manejo de los medicamentos para la depresión, no es diferente del de otras áreas de la medicina, donde no nos parece extraño que encontremos una respuesta inesperado o inadecuado en el esquema de prescripción que nos da nuestro médico de confianza. Es por eso que vamos a enumerar los cinco principales puntos alrededor de este tema:

  • Usando los antidepresivos más adecuados para un primer manejo de un episodio depresivo se pueden encontrar tasas de no recuperación total de hasta el 50% de los pacientes, por lo cual no es raro, que se inicie el tratamiento con un fármaco y se termine con otro; el fin de esto es la curación completa.
  • Una recuperación parcial de una depresión nos predispone a un incremento de 4 a 7 veces en la posibilidad de presentar una segunda depresión, así es que una moraleja es no suspender el manejo cuando nos comencemos a sentir mejor, hay que continuar hasta el final.
  • Existen antidepresivos de diferentes familias, unos más potentes, unos más nobles en cuanto a efectos adversos u otros con buena capacidad de combinación con otros fármacos u otras enfermedades que tenga cada paciente.
  • Siempre se pueden potencia el efecto de los medicamentos antidepresivos con otras estrategias, como lo son: otros fármacos que sirven para otras enfermedades y que no son antidepresivos (algunos moduladores del estado de ánimo, antiparkinsónicos, alertadores, etc.; o el uso de modelos no farmacológicos como la psicoterapia, el ejercicio, la meditación o suplementos alimenticios.
  • Hay que ser pacientes y darle de 2 a 6 semanas al esquema de tratamiento para que funcione, las modificaciones neuronales que se requieren para mejorar de la depresión no suceden de forma inmediata.

Y tenemos un bonus track… si no me mejoro con mi tratamiento no quiere decir QUE NO ESTÉ ENFERMO, con lo cual la conducta correcta es acudir a mi médico de nuevo y pedir una corrección de manejo, NO, pensar que no tengo nada y dejar de todo recurso terapéutico esperando que el mal pase solo.

Dr. Edilberto Peña de León

Edilberto Peña