¡Comparte en tus redes!

Un mundo libre de odio

El 9 de marzo del 2020 hubo un paro nacional de mujeres para protestar por las cifras altísimas de feminicidios en México. En enero y febrero del 2020 morían 10 mujeres al día por el hecho de ser mujeres. La violencia de genero se había  vuelto insostenible en México y todas las mujeres nos unimos para protestar por las mujeres que ya no podían hacerlo. Por todas a quienes de una forma violenta les habían arrebatado la vida y apagado su voz. Unos días después  aparecieron los primeros casos de coronavirus en México.  Muchas empresas cerraron y las personas nos quedamos en casa para evitar contagiarnos y evitar propagar el virus.  A partir del encierro las llamadas de auxilio por violencia intrafamiliar aumentaron 40% y las cifras de feminicidios aumentaron también, actualmente mueren 11 mujeres al día.

Denise Ramos Murrieta

Hoy  seguimos encerrados. El enemigo invisible sigue libre y sin ser domado. Aun no hay vacunas para prevenir el contagio del coronavirus. Se espera que para fin de año ya esté disponible la vacuna. Habiendo vacunas para el covid, ese enemigo dejará de ser una amenaza, pero seguirán las muertes por el otro virus, un virus más letal, el virus del odio.

El virus del odio ha cobrado muchas vidas.  Las personas no nacen odiando, las personas aprendemos a odiar. Es tiempo encontrar una vacuna para el  virus más contagioso de todos. Es tiempo de vacunarnos contra la discriminación, contra los prejuicios. Debemos de poder vivir en un  mundo donde todos puedan ser y amar a quien quieran, con libertad. Un lugar donde se pueda salir sin miedo. Donde no te discriminen por tu genero, por tu orientación sexual,  por tu forma de vestir, o por tu nacionalidad.

Quiero vivir en   un mundo daltónico donde no te discriminen por el color de tu piel. Un lugar donde las diferencias sean las que nos unan y no las que nos separen.

La vacuna contra el odio es el amor. Actualmente el odio está gritando muy fuerte y el amor está susurrando muy bajito. Necesitamos trabajar más en el amor, sembrar amor en la consciencia colectiva de todos los niños, educar en la diversidad, programarnos con amor. Ver más allá del color de la piel, de la edad, de la nacionalidad, de las preferencias sexuales, ver a los seres humanos por lo que son: Seres humanos.

Te Invito a alzar la voz por todas esas personas que no pueden hacerlo. Te invito a quitarte todos esos prejuicios y empezar a ver con ojos de amor. Te invito a vacunarte contra el odio.

Denise Ramos Murrieta

Denise Ramos en redes sociales:

Facebook: Denise Ramos Murrieta terapeuta conferencista

Twitter: @deniseramosm

Instagram: @deniseramosm

 

Notas relacionadas:

Todas las columnas deDenise Ramos, dando click aquí.

Denise Ramos Murrieta