¡Comparte en tus redes!

Vampiros emocionales en el trabajo, evita convertirte en uno

Qué son los vampiros emocionales

Los vampiros emocionales son personas que siempre están sonriendo, pero te atacan por la espalda, le hablan mal al jefe de ti. Te hacen sentir depresión, abrumado, enfadado o aniquilado y es de esas emociones negativas proyectadas en ti de las que se alimentan para sentirse mejor.

Si no usas las estrategias adecuada de autodefensa estarás vulnerable ante los manipuladores emocionales, entonces terminarás desarrollando comportamientos y síntomas poco saludables como aislarte, cambiar de humor fácilmente, sentirte fatigado, etc. Aquí algunos tipos de personalidades que tienes que evitar o sobrellevar.

Evita convertirte en un vampiro emocional en tu trabajo

1.- Pasivo-agresiva. Maquillan la hostilidad, expresan su enfado con una sonrisa en la cara o con excesiva preocupación, esta técnica seguro la has usado, pero hay gente que exagera. ¿Qué hacer? dirige tu comportamiento, no te enganches, crea límites y hazlos valer. Mereces ser tratado con amor y sinceridad.

2.- Narcisista. son egocéntricos y vanidosos, hambrientos de admiración y atención, parece que piensan en ser ellos primero, si no lo son entran en conflicto, por lo general carecen de empatía. ¿Qué hacer? Disfruta de sus cualidades, pero no tengas tantas expectativas de ellos, no dejes que te aplasten ni te hagan sentir inferior. Muéstrate interesado en conseguir su cooperación y muéstrale cuál es tu propuesta.

3.- Furiosa. Esta persona, aunque sonría (o finja reír), es alguien que acusa, ataca, humilla, critica y crea conflicto. Retienen a la gente y la castiga con frecuencia. ¿Qué hacer? Ocúpate en fortalecer tu autoestima, tómate tu tiempo, mantente equilibrado en tus emociones y no respondas hasta que estés calmado.

 

 

4.- Mártir. Hacen que te sientas mal por algo, y son expertos en hacer dramas. ¿Qué hacer? No permitas que te hagan sentirte culpable, todos cometemos errores. Si te sientes culpable apártate a otro lugar y reflexiona. Puedes hablar con esa persona y decirle: "Comprendo tu punto de vista, pero cuando dices esto hieres mis sentimientos. Te agradecería que no lo siguieses haciendo".

5.- Celosa y chismosa. Esta persona es entrometida, hablan mal de los demás a sus espaldas, arrastrando su reputación y difundiendo rumores maliciosos, a veces lo hacen hasta en forma de broma, cuando lo hacen las personas que están a su alrededor suelen sentirse atacados, humillados o menospreciados. ¿Qué hacer? No te preocupes por lo que dice esa persona de ti, no tomes sus chismes como algo personal, ignórala. Si un día te encuentras dentro de un grupo donde se hable mal de alguien, no participes ni compartas ese chisme, trata de cambiar de tema, deja claro que a ti no te gusta que hablen mal de alguien. Si lo crees necesario, dile: "Tus comentarios son hirientes, ¿cómo te sentirías si alguien hablase mal de ti? Por favor, deja de hablar sobre mí".

Notas relacionadas con vampiros emocionales:

Formas en que puedes obstaculizar los resultados de tu equipo, aquí.

Qué hacer cuando un jefe desacredita tus opiniones, dale clic aquí.

Qué hacer cuando tu jefe tiene delirio de persecución, más información aquí.

La Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (PROFEDET) te ayuda a solucionar distintos problemas en materia laboral, más información aquí.

IdeasQueAyudan