¡Comparte en tus redes!

7 destinos en los que tu vida estará en peligro

Blue-Hole Belice

Blue-Hole Belice

El espíritu aventurero y el deseo de conocer hasta el último rincón de la Tierra, nos motivan a visitar lugares en los que corremos riesgos innecesarios y que ponen nuestra vida en peligro. Sin embargo, estos destinos suelen recibir a millones de turistas al año.

Tal vez conozcas algunos, o quizás nunca hayas oído de ellos, pero según los viajeros asiduos y diversos sitios enfocados al turismo, éstos son algunos de los sitios más peligrosos del planeta.

  1. Saltstraumen (Noruega). Si te gusta navegar y enfrentar los peligros del océano, deberías visitar Saltstraumen, este mar noruego tiene remolinos de hasta diez metros de diámetro y cinco de profundidad. La experiencia de navegar por sus aguas es más espeluznante cuando la marea sube, así que no olvides tu chaleco salvavidas.
  2. Cueva Gouffre Berger (Francia). También conocida como la Cueva de la Muerte, cuenta con mil 200 metros de profundidad y un lago interior. Es una de las grutas calizas subterráneas más profundas y es una de las más temidas por los espeleólogos, ya que cuando se llueve se inunda, atrapando a todo aquel que se encuentre en su interior.
  3. Annapurna (Himalaya). Esta montaña es la décima más alta del mundo, y la número en mortalidad. Datos oficiales revelan que cuatro de cada diez alpinistas mueren intentando conquistar su cima. Esto se debe a que sus paredes verticales de hielo, sus avalanchas y grietas mortales la convierten en una trampa mortal.
  4. Blue Hole (Belice). Escondido en el mar del Caribe se encuentra este destino que atrae a millones de buzos cada año. Se trata de un enorme agujero de 305 metros de diámetro y 123 metros de profundidad, y el cual cuenta con varias cuevas submarinas de paredes verticales, cuya belleza representa un peligro hasta para los buzos más experimentados. Esto gracias a que para entrar a ellas es necesario descender al menos 34 metros. A esa profundidad, cada buzo cuenta con pocos minutos antes de que el aire que respira se vuelva peligroso por los altos niveles de nitrógeno que acumula en la sangre.
  5. La montaña sagrada de Hua-Shan (China). Alcanzar esta montaña no es apto para cualquier persona. Para llegar a su cumbre hay que atravesar uno de los senderos más escarpados y peligrosos que existen. Las partes más arriesgadas del recorrido son las conocidas como Changong Zhandao, una pasarela de tan sólo 30 centímetros de ancho sobre un acantilado totalmente vertical; y el Dragón Negro, un tramo esculpido en una empinada arista de roca de tan solo unos centímetros de ancho.
  6. Gansbaai (Sudáfrica). Las playas de este pequeño pueblo sudafricano son el destino obligado para quienes aman la adrenalina y están en busca de emociones fuertes. Gansbaai es conocida como la capital mundial del tiburón blanco, por lo que el buceo en jaula es una actividad recurrente. ¿Te animarías a poner en peligro tu vida?
  7. Cráter de Darvaza (Turkmenistán): Ubicada en el gran desierto de Karakum, en Turkmenistán, esta cueva subterránea está llena de gas natural y lleva más de 40 años ardiendo. El espectáculo de fuego que ofrece le ha valido el nombre de La Puerta del Infierno. Según la historia, un grupo de geólogos soviéticos descubrió esta gran cámara de gas en los años 70. Para comprobar lo que había dentro, decidieron encender la llama. Desde entonces no ha parado de arder.

¿Habías oído de alguno de estos destinos?