¡Comparte en tus redes!

Agua simple vs refresco

Las familias mexicanas tienen la tradición de acompañar las comidas con alguna bebida tradicional, como el agua de horchata, de jamaica, tamarindo, sandía, etc., en otras familias se ha vuelto costumbre acompañar los alimentos con un refresco, pero eso puede provocar daños a la salud de tu familia. Agua simple vs refresco, ¿qué prefieres?

SABIDURÍA QUE AYUDA: Según una investigación que realizó Euromonitor, en México una persona bebe 137 litros de refresco al año, México es el cuarto país con el mayor consumo de refrescos. México se ubica después de Argentina, con un consumo per cápita de 155 litros, Estados Unidos con 154 y Chile con 141. En las investigaciones también se descubrió que el consumo de refresco en Latinoamérica va en aumento, pero en Norteamérica el consumo de estos productos cayó 7.6%.

Agua simple vs refresco

Agua simple vs refresco

Refrescos

Cuando tomas agua natural no ingieres calorías, pero beber refresco implica consumir una gran cantidad de calorías innecesarias.

El agua carbonatada de los refrescos provoca cálculos renales y ácido fosfórico, que no te permite una adecuada absorción de calcio, lo que afecta la salud de tus huesos.

Al consumir refresco ingieres ácido cítrico, que daña el esmalte de tus dientes. También consumes cafeína, que si es consumida en grandes cantidades causa insomnio, fatiga y úlceras.

Los refrescos carbonatados son ácidos, pues tienen un PH de 2.5, para que el cuerpo vuelva a su punto neutro (PH7) después de consumir 355 ml de refresco, se necesitan 7 litros de agua pura. El refresco provoca un lento metabolismo.

Al beber refresco con ácido fosfórico el organismo se esfuerza por reducir los niveles ácidos por medio de la orina, para ello tiene que utilizar mucha agua para desecharlos, ese proceso provoca la deshidratación celular.

Agua

De acuerdo con el Instituto Europeo de Hidratación el agua lubrica los músculos y las articulaciones y los ayuda a funcionar bien.

Beber agua pura mejora el funcionamiento del cerebro, pues al estar hidratado las células reciben sangre oxigenada y el cerebro está más alerta.

El agua pura ayuda a mantener el cuerpo limpio, los riñones funcionan bien y tu cuerpo elimina residuos innecesarios por medio de la orina.

Mejoras tu digestión, pues el agua colabora en la disolución de nutrientes que son absorbidos por la sangre y transportados a las células. El agua mantiene buena salud de tu piel, le da perfecta elasticidad y tonicidad.