¡Comparte en tus redes!

Tu celular tiene más bacterias que un inodoro público

La tecnología se ha vuelto parte de la vida cotidiana, tu celular te acompaña en todo momento, cuando vas a la escuela, al trabajo, mientras viajas y hasta cuando te vas a dormir, todo el tiempo tienes a la mano tu teléfono inteligente. ¿Te has preguntado cuántas veces lo limpias en una semana? Seguramente no lo has limpiado en meses.

SABIDURÍA QUE AYUDA: Un teléfono tiene 10 veces más bacterias que el asiento de un inodoro público, de acuerdo con una investigación en Estados Unidos el 94.5% de los teléfonos tienen algún tipo de bacterias en su superficie. Las superficies de los Smartphone son ideales para que vivan las bacterias, ten cuidado cuando comas, no toques tu móvil.  

La forma correcta de limpiar tu Smartphone

La forma correcta de limpiar tu Smartphone

Es posible que te hayas olvidado de limpiar tus teléfonos, son aparatos inteligentes, pero eso no significa que sean capaces de limpiarse solos. ¿Cómo limpiar tu teléfono? No necesitas tener muchos conocimientos a la hora de limpiar tu dispositivo electrónico, únicamente necesitas tener las precauciones adecuadas, sobre todo cuando se trata de tecnología.

Para limpiar las pantallas necesitas usar un paño de microfibra, como los que usas para limpiar las gafas, este material reduce la posibilidad de ralladuras y evita que se liberen partículas que podrían quedar en la bocina u otros orificios que tenga tu aparato tecnológico, si estas pequeñas aberturas son obstruidas podrían afectar el funcionamiento.

Si tienes material sólido encima de tu pantalla primero intenta removerlo, así evitarás que tu pantalla de ralle. Tu teléfono está hecho con material de alta tecnología, es altamente sensible a algunos químicos, como los que hay en algunos limpiadores cotidianos.

Venden productos especiales para limpiar teléfonos, pero a veces no vale la pena la inversión, la mejor opción es el agua destilada, humedece el paño con este líquido y limpia, nuca pongas el líquido directamente en tu teléfono. Después seca al aire.

El movimiento correcto a la hora de limpiar es en círculos y sin aplicar demasiada fuerza, esto para evitar grietas o ralladuras. Cómprale a tu teléfono una funda o un protector, así mantendrás tu pantalla a salvo.