¡Comparte en tus redes!

¡Cómo bajar los tamales que te echaste?

Omaigá, y ¿ahora, quién podrá ayudarte? Definitivamente cortar tus deliciosas carnitas en cachitos, no servirá de mucho, a menos de que cuentes con una buena lana y un cirujano decente que te las acomode y deje al tiro.

tamales

 

Mientras eso sucede, te pasamos unos datos que seguro ¡te harán el día!

#SabíasQue: comer un tamal equivale a 400 calorías y que para quemarlo necesitas 2 (¡2!), horas de ejercicio? D:

La crónica de un gordit@

Mañana de jueves, casi un paraíso godín viernozo, que con la buena bendición de la Candelaria, te heredó un desayuno consistente, champurrozo y harto de buena convivencia oficinil.

A nadie se le niega un taco –menos un tamal–, y si te tocó ser de [email protected] [email protected] que dispararon los tamales, hemos de decirte, que seguro el dios de este sagrado alimento azteca te echará la mano para bajarle al colesterol y cualquier posible atasque derivado de mucho empaque.

No más pretextos

¡Mi´jo, ya párale!

Ahora sí, ya te llegó tu "fiestecita", pues todas las fechas de guardar (y no la faja), se te han vencido con el cierre del día de la Candelaria y, eso de nada más "cerrar la boca", no creemos que te eche mucho el paro si las cantidades de tamal ingeridas en estas fechas han sido industriales.

Un tamal, equivale a 4 cucharaditas de grasa aprox y al final del día y dependiendo del número de unidades consumidas, promueve que las personas aumenten en estas fechas unos 2 kilitos.

No hay bronca

 Acá aplican las ganas de estar igual que el tamal (sabroso), pero con forma y sin colesterol, donde la fórmula infalible será la disciplina: tu disciplina.

No importa si tienes para el gym o no, porque parques hay muchos y no está de más decirte que si corres 30 minutos, quemas ¡casi un tamal!, ya que si andas decidid@ y si te avientas 45 minutos, estarás eliminando ¡450 hermosas y despedibles calorías!

Por supuesto, recuerda que si has dejado de hacer ejercicio por un buen rato, habrás de comenzar a ejercitarte de manera paulatina, caminando por 30 minutos durante 3 días.

Pasados éstos, debes de comenzar a trotar, haciendo intervalos en los que trotes por 3 minutos y camines por otro minuto.

Transcurridos de nuevo 3 días, puedas comenzar a correr, haciendo esos mismos intervalos hasta alcanzar los 45 minutos diarios (con un día de descanso, por supuesto), y ¡quién dice que no hasta te dan ganas de lanzarte a un maratón?

Recuerda también que para metabolizar de manera más rápida los alimentos que ingieras, la toma de té verde, ayuda bastante, además de los otros ya conocidos: "Te aguantas", "Te pesas", "¡Te pasas!".

¡A darle átomos!

NOTAS RELACIONADAS

¿Cómo comprendí que la disciplina es la base del éxito. Aquí.

Guía básica para entender el Súper Bowl. Aquí.

Bolsa Rosa: una opción de trabajo para mamás profesionistas. Aquí.