¿Cómo hacer un antidoping a tu hijo?

¡Comparte en tus redes!

Dichas pruebas no deben sustituir la comunicación entre los hijos y los padres, la comunicación es indispensable para generar confianza entre padres e hijos. Sin embargo, algunos padres llegan a tener la necesidad de realizar pruebas antidopajes a sus hijos. Éste tipo de soluciones, aseguran los expertos, deben hacerse como últimas alternativas. Antes de ello, un diálogo con respecto y una perfecta comunicación debe manifestarse en las relaciones entre padres e hijos.

Son los padres quienes deben tomar la iniciativa y hablar con sus jóvenes y establecer una comunicación abierta y fluida, fomentar valores en sus hijos y generar confianza para que ellos puedan hablar de temas trascendenales, tales como las drogas.

Además del diálogo, todo padre debe saber que en ocasiones la presión del grupo y las amistades serán más fuertes que los principios y valores que fueron inculcados en los hijos. Esto quiere decir que una buena educación no siempre ayudará a evitar las adicciones en los hijos. Por lo tanto necesitas generarles confianza, para que ellos se animen a hablar si se encuentran en medio de dificultades.

De ahí la importancia de evitar que ellos se sientan presionados por agradar a los padres o hacerlos sentir orgullosos, pues tal presión los hará ocultar algunas cosas. Un padre y una madre pueden ser muy persuasivos, pero si el adolescente quiere conseguir droga, lo hará.

Ya considerada como una última opción, diversos exámenes toxicológicos se pueden hacer en los laboratorios clínicos del país, y se pueden hacer por orina y por sangre. Generalmente se realiza estudiando la orina. La muestra se puede llevar desde casa, pero se recomienda tomarla directamente en el centro médico.

Las pruebas caseras

En las farmacias se venden algunas pruebas caseras que ayudan a detectar si un consumo es positivo en siete minutos, aproximadamente. Dichas pruebas detectan si un joven ingirió mariguana, cocaína o éxtasis.

De acuerdo con nacion, el comercio de éstos productos de detección inició hace algunos años. La caja contiene un recipiente sellado donde se deposita la orina. Un termómetro para verificar que la temperatura sea la correcta y que advierte si la prueba fue alterada con otro líquido.

Más tarde se deposita la orina en un extremo del dispositivo, una vez hecho esto se espera siete minutos hasta leer el resulado, que lo mostrará en positivo o negativo.

En el portal AntidopingPruebas se recomienda que, en caso de haber dado positivo, realices un proceso de aercamiento para poder hablar de la situación. Esto puede iniciar con una serie de preguntas que le demuestren a tus muchachos que estás prestándoles atención.

Lo que sigue, es que un padre comience a escuchar las respuestas. Esto significa que no debes de responder por tu hijo, ni sacar deducciones. Debes escuchar verdaderamente lo que dice el joven. El silencio te llevará más lejos y te ayudará a indagar más, pues él sentirá el silencio y, si oculta algo comenzará a ponerse nervioso. Esto puede ayudar a una mayor indagación. Presta atención al lenguaje no verbal, también será una ayuda determinante.

Otro aspecto importante que ayuda es prestar atención a las amistades de los hijos. Después de una prueba positiva, es importate observar las amistades y saber si éstas personas tienen problemas o qué tanto influyen en los demás. El comportamiento de las amistades brindará mucha información significativa.