¡Comparte en tus redes!

Amilcar_VALDES

¿Cómo pedir lo que quiero?

Recuerdo que desde niño,  mi familia siempre ha admirado y reconocido la inteligencia de mi hermano. Cuando él tenía 8 años y yo 4 estábamos haciendo frases para no permitir una planta de desechos en Texcoco y a mi hermano se le ocurrió la frase “Texcoco no se escribe con t de tóxico” y después de escuchar como reconocían su frase me dio vergüenza haber propuesto “yo amo a Texcoco y Texcoco me ama”.

La primera vez que le propuse armar un taller nos tardamos varios meses antes de siquiera poder comenzar a armarlo. La dinámica era siempre la misma: comenzaba a platicar mis experiencias en el mundo de la comedia y como éstas podrían aplicarse terapéuticamente y cuando él se sumaba a la plática dando sus ideas yo me encabronaba y cambiaba el tema, hasta que un día estalle llorando y le grité que estaba harto de que él fuera el niño genio reconocido por todo el mundo. Él, con los ojos llenos de lágrimas, me respondió “no sabía que te sentías así, yo siempre he envidiado tu carisma”.

La relación socios/hermanos es muy difícil, lleva muchas emociones implícitas, muchas heridas viejas y algunas nuevas. Afortunadamente hemos tenido la capacidad de generar nuevos recursos para poder hacer que sea agradable y nos ayude a crecer.

Una de las cosas que más nos ha servido es aprender a hacernos cargo de nuestras necesidades, es decir, si necesito que reconozca algo, que sé que estoy haciendo bien, voy y le pido reconocimiento. Poder hacer esto implica mandarme el mensaje de que yo soy valioso.

Lo que me gusta de poder pedir lo que quiero es el mensaje que me mando al hacerlo, si estoy esperando a que los demás adivinen o recuerden lo que es importante para mí, normalmente cuando no lo hacen me siento mal y hasta en ocasiones hago drama. Cuando les pido o recuerdo lo que es importante para mí es estar consciente que me quieren y se preocupan por mí, sé que me aman y les duele no cuidarme así que me y les ahorro ese dolor.

Muchas personas piensan que si pides algo y te lo dan ya no vale, yo creo que si pides algo y te lo dan quiere decir que eres importante para la persona y tiene en mente lo que le pides. Si no te lo dan yo creo que es importante recordarlo y pedirlo varias veces. No todos escuchamos o entendemos a la primera y todos hemos olvidado cosas importantes para los demás.

Esta semana te invito a que hagas una lista de todo lo que te gustaría recibir estas fechas, no hablo de cosas materiales, hablo de mejores relaciones, abrazos, palabras de reconocimiento… esas cosas que nutren nuestro corazón y no siempre nos atrevemos a pedir. Cuando lo tengas claro hazte responsable de que estas necesidades dejen de serlo, pídelas varias veces, expresa lo importantes que son para ti y pídelas a más de una persona.

También te invito a que  observes que tanto puedes recibirlo cuando te llegue, que tanto puedes disfrutarlo. Quizá notes que se te dificulte un poco, de ser así no te pierdas mi siguiente columna donde daré tips para poder disfrutar más.

¡Feliz navidad!

 

Amilcar Valdes Farrugia