¡Comparte en tus redes!

Conexión: El secreto para una vida extraordinaria

fabio_valdesHace poco me topé con un estudio extraordinariamente interesante que hablaba acerca de las adicciones y la conexión.

La premisa fue bastante simple: por un lado pusieron a un grupo de ratones con dos tipos de agua, una contenía morfina y la otra no, por el otro pusieron un solo ratón con las mismas opciones para beber.

Los resultados encontrados fueron interesantes; al parecer los ratones que estaban acompañados eran menos propensos a beber el agua con morfina, al grado que muchos de ellos solo tomaban el agua limpia. Sin embargo en todas las ocasiones que el ratón solitario tenía estas dos opciones elegía tomar el agua con morfina.

Esto es interesante ya que se junta con un experimento que mi asesora de tesis realizo hace un par de años con adolescentes, en el que descubrió que la adicción tenía más que ver con los factores sociales, (si realmente la persona tenía gente en quien apoyarse) y menos en factores de riesgo como puedes ser la exposición a la droga.

¿Pero por qué este experimento aparentemente sin conexión con nuestras vidas me pareció tan interesante?

Es debido a las conclusiones, una de las cuales fue, si nos sentimos conectados es menos probable que generemos una adicción.

Ahora déjenme aterrizar esto en el ámbito cotidiano. Supongamos que tienes un familiar, amigo o incluso tú mismo, una tendencia adictiva hacia algo en particular (video juegos, trabajo, ejercicio, comida, etc…) una forma de apoyarnos para empezar a salir de estas tendencias es buscar substituirla con relaciones que nos ayuden a una mejor forma de vivir, relaciones en las que nos sintamos conectados con el otro.

Y ya que el día de hoy ando muy científico, les hablaré de un trabajo que realizó una investigadora llamada Brené Brown, ella descubrió que lo que nos desconecta de la gente es nuestra vergüenza (eso que sentimos/creemos que si la gente supiera de nosotros nos dejarían de querer y se alejarían).

Muy bien entonces me dirás: Fabio. Hasta ahorita solo has dado un montón de datos absurdos que al parecer no tienen conexión alguna conmigo. ¿Cómo podría ayudarme esta información para mi vida diaria?

Y yo te respondería: Si la conexión con la gente está relacionada con una menor probabilidad de generar adicciones (y seguramente tiene otros beneficios), entonces necesitamos aprender a vulnerarnos con las personas cercanas en nuestra vida.

¿Qué es eso de vulnerarnos?

Es la capacidad de hablar con la gente que queremos sobre cosas que nos avergüenzan, es hablar con el corazón abierto acerca de esas cosas que si decimos sentimos que nos van a enjuiciar, van a usarlas en nuestra contra o incluso nos van a dejar de querer cuando las digamos.

Vulnerarnos es atrevernos a ser el primero en decir “te amo”, es hablar de que nos sentimos chiquitos o “poca cosa”, es decirle a nuestra pareja que sentimos que cuando se dé cuenta de que no somos suficientes (como solemos sentirnos) se va a ir. Si en tu vida hay alguien que hable de este tipo de cosas, seguramente notarás que en lugar de verlo débil, de hecho, lo ves valiente y fuerte, porque no es fácil hacerlo. Si te atreves a hacerlo notarás que como consecuencia te sentirás más conectado con la persona con quien te vulneraste.

La conexión es una de esas cosas que nos ayuda a sentirnos en paz, cerca de la gente que amamos y, según recientes estudios, incluso alejarnos de las adicciones.

Algunas cosas que puedes empezar a hacer para conectar con los demás son:

1.- Nota esas cosas que “están pendientes” de hablar con la gente que amas, probablemente estás posponiéndolas porque en el fondo estás sintiendo vergüenza de algo.

2.- Cuando vayas a reclamarle algo a alguien te voy a dejar una pequeña guía que te ayudará a ir mucho más a fondo en el problema y al mismo tiempo vulnerarte:

  • Dile: Cuando tú _____ (acción concreta que hace la persona. Cuidar de no decir o hablar de algo que “ES” sino algo que “hace”) yo me siento ______ (hablar de las cosas que sientes con esa acción que no hagan referencia al otro, un me siento triste es mucho mejor a un me decepciono de ti) y eso hace que me acuerde de ______ (alguna situación en el pasado que tiene que ver con alguien que amas, en general son tus padres, expareja o gente importante en tu vida. Ejemplo: Me recuerda a mi mamá que me hacía sentir igual). Yo te pido _____ (aquí se mete una petición, hay que considerar que no es obligación que lo haga, son más ideas que le das a la persona para mejorar este punto en particular), y yo me comprometo a _____ (aquí se dice algo que vas a hacer tú activamente para que la solución que propones se lleve a cabo y al mismo tiempo no exponerte a la misma situación nuevamente. Ejemplo “Recordarte las veces que sea necesario que esto me duele”).

3.- Observa esas sensaciones que sientes, que crees que no debes de tener porque están mal o eres mala persona por sentirlas, y busca una forma de comunicárselas a las personas que amas.

Y recuerda siempre tenerte paciencia y empezar a hacerlo con la gente con la que es más fácil vulnerarte, la mejor forma de implementar esto en tu vida es “de menos a más” lo más fácil primero y lo difícil después.

Fabio Valdés Farrugia