¡Comparte en tus redes!

Diabetes juvenil ¿Qué es?, síntomas y tratamiento

La diabetes juvenil como su nombre lo indica es una enfermedad que ataca a los jóvenes, siendo la segunda enfermedad crónica más común en la infancia. La diabetes juvenil o tipo 1 no se puede evitar y se presenta principalmente en la población de menos de 20 años.

diabetes juvenil

La mortalidad que se da por este tipo de diabetes es muy baja, dos de cada 100 defunciones se presentan en esta población, tanto en hombres como para mujeres.

La diabetes juvenil tipo 1 se desarrolla gracias que el páncreas no produce insulina, una hormona que ayuda a que la glucosa entre en las células para darles energía, sin esta insulina, se acumula demasiada azúcar que se queda atorada en el torrente sanguíneo.

En la actualidad los jóvenes están desarrollando la diabetes tipo 2 que solo solía presentarse en adultos – pero ya ven como son las enfermedades que no les importa nada, ¡malditas! – y se está presentando gracias a que hay una mayor cantidad de niños y adolescentes obesos.

En la diabetes tipo 2, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente y los síntomas son más agresivos que la tipo 1.

Síntomas de la diabetes.

  • Constante necesidad de orinar
  • Sed inusual
  • Hambre extrema
  • Pérdida inusual de peso
  • Fatiga e irritabilidad extremas
  • Infecciones virales persistentes.
  • Estrés excesivo y elevado nivel de toxinas.

Las personas con diabetes tipo 2 tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, trastornos renales, hipertensión, neuropatías y ceguera.

Tratamiento para la diabetes juvenil.

  • Para el tratamiento se necesita inyecciones de insulina, está baja el nivel de azúcar en la sangre y permite que salga del torrente sanguíneo y que entre a las células.
  • Tener una alimentación saludable y seguir un plan de comidas
  • Medir los niveles de azúcar en sangre
  • Mantenerse activos mediante el juego o la práctica de ejercicios

Los niños y adolescentes están en riesgo de padecer diabetes si tienen antecedentes familiares de diabetes, no realizan ejercicio o su alimentación no es la adecuada. Por eso es importante realizarles chequeos constantes para descartarla, ayudarles a mantener un peso saludable, mantener una rutina de ejercicio y mantenerlos activos, así como proporcionarle porciones de alimentos saludables y nutritivos.

Notas relacionadas: 

Enfermedades de adultos que están atacando a los jóvenes. Aquí

Soy sedentario y quiero empezar a correr. Aquí

7 ideas para llevar una dieta balanceada. Aquí