¡Comparte en tus redes!

Fibrosis quística, qué es, qué la causa y cómo se trata

Sabemos que te gusta leer sobre enfermedades, y es que es mejor estar un pasito adelante, conocer de qué se trata antes de que cualquier cosa suceda ¿no crees? Es por esto y por qué te queremos mucho que te platicamos un poquito más sobre la fibrosis quística, qué es, qué la causa y cómo se trata.

Sabiduría Que Ayuda: El gen que causa esta enfermedad se aisló en 1989. A partir de este momento se ha descrito más de 1.000 mutaciones asociadas a la enfermedad.

Es posible que este término te suene un poco extraño y nada familiar. Vamos paso a pasito

Fibrosis quística, qué es, qué la causa y cómo se trata

¿Qué es?

Este es un padecimiento que provoca la acumulación de moco espeso y muy pegajoso en los pulmones, el páncreas, tubo digestivo y otras partes del cuerpo. Es muy popular en las poblaciones asiáticas y africanas y puede llegar a darles tanto a niños como a adultos.

Principales causas

La fibrosis quística (FQ) es una enfermedad hereditaria que es causada por un gen defectuoso el cual origina el moco pegajoso y espeso (el bebé debe de recibir 2 genes, uno de cada padre para que la enfermedad aparezca).  Al acumularse esta gran cantidad de moco en zonas específicas, la persona está más en riesgo de sufrir alguna infección pulmonar mortal o bien, serios problemas digestivos.

Síntomas

Los síntomas pueden aparecer en cualquier momento; sin embargo, los dos primeros años de vida son clave para detectarlos. Te mencionaremos los síntomas por etapas.

Recién nacidos:

  • Íleo meconial (obstrucción intestinal por moco espeso y pegajoso)
  • Baja en peso y talla
  • Desnutrición
  • Piel con sabor salado
  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Infecciones respiratorias constantes

Vida adulta:

  • Pancreatitis
  • Esterilidad
  • Problemas respiratorios
  • Polípos nasales
  • Deformación en los dedos

Tratamiento

Las personas que padezcan esta enfermedad tendrán que ser canalizadas con un especialista, es él que dará el tratamiento indicado. El objetivo principal será frenar o enlentecer el deterioro de la función respiratoria.

El tratamiento se basa en tres pilares importantísimos.

1.- Soporte nutricional

Bien sabemos que la nutrición es el pilar de una buena calidad de vida. Las personas que padecen de FQ deben de consumir un aporte calórico del 120% al 150% de las recomendaciones de ingesta diaria.

Una gran opción es el pescado que es excelente fuente de omega 3 y el aceite de oliva.  Y forzosamente deben de consumir suplementos nutricionales como las enzimas pancráticas con aporte vitamínico.

2.- Fisioterapia respiratoria

El paciente debe de tomar si o si rehabilitación respiratoria, para que todo el moco bronquial que se ha formado, pueda ser eliminado. De esta manera se podrán evitar infecciones braquiales  y mejorará la función pulmonar.

La fisioterapia respiratoria puede realizarse por diferentes métodos: tradicional, de tórax, con dispositivos mecánicos como el flutter o bien, con técnicas especificas de respiración o de tos.

3.- Antibióticos

Es quizá el pilar más importante dentro del tratamiento, ya que permite reducir el número de gérmenes que producen la infección y que posteriormente desencadena la inflamación del tracto respiratorio.

El tipo de antibiótico se determinará dependiendo del germen y sus sensibilidades. De la misma forma la manera en la cual se va a administrar: intravenosa, oral o inhalada.

Interesante ¿no te parece? Como puedes conocer y al mismo tiempo aprender a detectar una enfermedad observando sus síntomas. ¿Conoces algún otro dato sobre la fibrosis quística?

Notas relacionadas con ‘Fibrosis quística, qué es, qué la causa y cómo se trata’:

Cáncer de pulmón, síntomas y tratamiento. Aquí

Los tipos de cáncer más comunes en México. Aquí

Síntomas del cáncer de próstata. Aquí