Ideas para recuperarse después de los puentes vacacionales

¡Comparte en tus redes!

Suele pasar que cuando hay fines de semana largos no desaprovechamos la oportunidad para salir de paseo, lo malo es que cuando nuestro fin de semana termina regresamos tan cansados que nuestro inicio de semana laboral se convierte en un verdadero martirio. Es por eso que necesitamos que alguien nos dé ideas para recuperarnos después de los puentes vacacionales

Se trata de una situación temporal de cansancio y pereza, después de un fin de semana largo experimentas estrés, malestar psíquico y un poco de depresión. Añoras los momentos que disfrutaste en el puente vacacional y sientes que no descansaste lo suficiente. Otras vacaciones no te vendrían mal ¿Cierto? Pero sabemos que eso no es posible, así que mejor te damos algunas ideas para ponerte a tono y comenzar tu semana con todas las energías y entusiasmo que deberías.

  1. Duerme bien. Dormir bien es una excelente idea para comenzar al 100 por ciento. Quizá apenas ayer venías por la carretera, llegaste muy noche a casa y sólo tuviste algunas horas de sueño para después llegar al trabajo todo desvelado. Esas horas de sueño desperdiciado no se pueden recuperar, sin embargo ¡hay buenas noticias! Cuando el primer día de trabajo termine, trata de llegar temprano a casa y dormir cuanto antes. No te preocupes mucho por los pendientes en el hogar, sólo trata de ir haciendo las actividades hogareñas poco a poco.
  2. Cuida tu alimentación. Un error que cometemos muchas personas es comer demasiado cuando realizamos algunas salidas. No nos queremos perder las atracciones gastronómicas de la época o de algunos poblados que visitamos (pan de muerto de algunos pueblos o comidas navideñas).  Lo malo es que al regresar nos sentimos un poco más pesados, ¡pero ojo! ¡ese no es pretexto para dejar de comer! Entonces… ¿Qué hacer? La mejor recomendación es desayunar muy bien, comer moderadamente y cenar poco. Comer poco y frecuentemente te ayuda a absorber mejor los nutrientes, estimulas el metabolismo y te sientes saciado.
  3. Toma agua. La mayoría de los viajes nos traen tan movidos que olvidamos tomar agua. Hay personas que prefieren no hidratarse durante el viaje para no tener que detenerse al baño, ¡grave error! En tu primera jornada laboral podrías tener necesidad de saciedad, lo más seguro es que sea sed y no hambre. Hidrátate. Si tienes los labios partidos, procura tomar algún suero.
  4. Ponte al corriente a tu ritmo. Muchas personas necesitamos una semana para volver a acoplarnos al ritmo de vida, seguramente el trabajo se te juntó y regresas de tu puente un poco atrasado en la oficina. Lo mejor que puedes hacer es no estresarte e ir haciendo las cosas poco a poco, si te presionas las cosas no te van a salir bien. Tómate las cosas con calma y ¡manos a la obra!
  5. Mente positiva. Seguramente habrás escuchado a algunos de tus compañeros quejarse y lamentar el inicio de labores. Esa mentalidad sólo hará que tus cargas sean mayores, no te contagies. En lugar de eso concéntrate en las cosas buenas, por ejemplo: “qué bueno que descansé en casa durante el puente”, “Me gustó salir con mi familia de paseo”, “Me di la oportunidad de conocer un nuevo lugar, estoy satisfecho por eso”, “Estuve en casa, pero me alegro de que por fin arreglé el fregadero (o un grifo, la chapa de una puerta, el auto, etc.)".
  6. Mantén vivo el espíritu vacacional. Sin duda te sentirás un poco cabizbajo después de irte de paseo. Pero recuerda que te diste la oportunidad de hacerlo y puedes repetir la aventura, comienza a ahorrar para tus próximas vacaciones, conserva los recuerdos y fotografías en un lugar visible. Ver éstos recuerdos te ayudará a revivir los buenos momentos y te inspirará a hacer planes para otro viaje. Pon un recipiente tipo alcancía y escribe un letrero que diga: “Próximas vacaciones”.
  7. Destaca un aprendizaje. No te sientas abrumado o aburrido al regresar a tu vida cotidiana. Durante tu viaje o días de descanso te percataste de cosas nuevas, ¿Ya las identificaste? Ahora piensa qué hacer para que tu experiencia te ayude a hacer cambios en tu vida. Por ejemplo: conociste un platillo delicioso en un pueblo, ¡investiga la receta y ponte a cocinar!; viste que la gente de tal comunidad madruga y camina mucho, ¡ponte a caminar!; conociste un nuevo remedio para las picaduras de mosquitos, ¡aprende a hacerlo!