Kit de primeros auxilios para diabéticos

¡Comparte en tus redes!

La salud es algo que debes de cuidar muy bien, si sufres diabetes o si alguien de tu familia padece esta enfermedad tu casa necesita tener un botiquín para casos especiales.

Estar preparado para lo peor no significa ser pesimista, más bien es estar prevenido ante las crisis que puede sufrir una persona enferma de diabetes. El botiquín de primeros auxilios es fácil de armar. Necesitas todos los elementos que debe tener uno normal, como alcohol, tijeras de punta redonda, algodón, gasas, cintas, banditas, agua oxigenada, merthiolate, etc., pero añadirás cosas de cuidados especiales para personas con diabetes. Aquí un kit de primeros auxilios para diabéticos.

1.- Medidor de glucosa y reactivos de orina. El medidor reemplaza las tiras cuando rebasen la fecha de caducidad, recalibra el glucómetro al insertarlas por primera vez; Los reactivos de orina te ayuda a saber tus niveles de cetonas, toxinas que se producen cuando la glucosa en sangre supera los 250 mg/dl.

2.- Jeringas para insulina. Si tu pluma de insulina falla usa jeringas de 0.5 o 1 ml para inyectarte, puedes conseguirlas en la farmacia.

3.- Tabletas de glucosa o dulces. Alivian los episodios de hipoglucemia, por ejemplo cuando hay dosis extra de insulina, falta de alimentos y mucho ejercicio.

4.- Glucagón. Se trata de una hormona para elevar el nivel de glucosa después de una hipoglucemia severa. Es necesario tener conocimientos básicos de enfermería.

5.- Pastillas para la Diabetes. Aquí van los medicamentos básicos, es importante checar las fechas en que caducan los productos.

6.- Insulina. Se trata de tener una reserva, es mejor si las mantienes en refrigeración, no en el congelador.

7.- Información básica. En caso de emergencia, es mejor si dejas a las personas que viven contigo información sobre tu estado de salud. Una ficha con tus datos importantes, como nombre completo, tipo de diabetes, números telefónicos de contactos, el teléfono de tui médico de cabecera, un documento copia de tu póliza de seguro y algo referente a tu afiliación a hospitales.

No olvides poner en tu botiquín elementos indispensables como agua, suero, pastillas contra el dolor, paracetamol, ibuprofeno, antidiarreicos, analgésicos. Pero sobre todo, no olvides consultar siempre a tu médico. Las cosas deben estar a tu alcance, en un lugar fresco, pero no húmedo.