¡Comparte en tus redes!

La cantidad de agua en cada parte de tu cuerpo

Generalmente el cuerpo humano está compuesto de un 65% de agua, pero dicha proporción varía de acuerdo con la edad, te habrán dicho o habrás leído en más de una ocasión que debes de tomar agua, las necesidades de cada persona varían de acuerdo con las características personales de cada quién y de su estilo de vida. Un exceso de agua daña a los riñones y más que beneficiarte podrías descompensar tu organismo, en otras palabras, si tomas más agua de la que tu cuerpo necesita estarías envenenándote, ya lo dijo el buen Tin Tan: "Ni muy muy, ni tan tan".

Necesitas el agua para transportar nutrientes a las células, diluir líquidos corporales, regular la temperatura de tu cuerpo, metabolizar los alimentos, limpiar el organismo y eliminar toxinas o impurezas. Regularmente al día perdemos cerca de 2.5 litros de agua mediante la orina, sudor, heces y respiración, esta cantidad debes de reponerla. Obviamente la necesidades de agua varían dependiendo de la edad, si practicas un deporte de alto rendimiento o si ese día no hiciste ejercicio, si hace calor o mucho frío, etc. Hay 7 partes del cuerpo que requieren especialmente del agua para que pueda funcionar de forma idónea.

La cantidad de agua en cada parte de tu cuerpo

La cantidad de agua en cada parte de tu cuerpo

1.- La boca. Esta parte del cuerpo siempre está húmeda, el agua te ayuda a mantenerla hidratada, al igual que a la garganta y los labios, si te huele mal la boca es probable que necesites tomar agua, si no te hidratas correctamente podrías tener problemas de caries. Cuando tus labios estén húmedos procura beber agua, podría ser una señal de que te estás deshidratando.

2.- Piel. Tu piel es elástica gracias a una correcta hidratación, es menos propensa a generar arrugas prematuras cuando te hidratas correctamente. Pero no te equivoques, la piel seca no es señal de que tomas poca agua, la sequedad de la piel podría deberse al jabón o al clima, de todas formas cuida tu piel tomando agua.

3.- Tu cerebro. Si tomas agua suficiente tu memoria se agudiza, permaneces más concentrado en las actividades y piensas con tranquilidad para solucionar problemas, además estás de mejor ánimo. El agua permite que la sangre que va al cerebro llegue con más oxígeno, lo que ayuda a facilitar las neuronas.

4.- Corazón. Al consumir poca agua baja el volumen de sangre, eso hace que el corazón se esfuerce más para bombear sangre a todo el cuerpo, con poca agua te sientes más cansado al realizar actividades sencillas como caminar.

5.- Sangre. Cuando sudas la sangre pierde agua y se hace más espesa, la concentración se sodio es mayor y eso te provoca sed, si calmas tu sed bebiendo agua la sangre tiene una concertación normal de sus minerales. Los expertos te recomiendan beber antes de tener sed, pues la sed aparece cuando ya has perdido cerca del 1 al 3% de tu peso corporal en líquidos, en otras palabras, ya cuando estás deshidratado.

6.- Extremidades. Si tienes la hidratación correcta las células de tus músculos se contraen para producir los nutrientes apropiados y para eliminar los desechos, así mantienes lubricadas tus articulaciones.

7.- Riñones. Gracias a ellos eliminas desechos por medio de la orina, el agua ayuda a su correcto funcionamiento, si tomas la cantidad correcta de agua tu cuerpo desecha las toxinas y previenes infecciones urinarias.

La cantidad de agua en cada parte de tu cuerpo

La cantidad de agua en cada parte de tu cuerpo

¿Cómo saber qué cantidad de agua necesitas?

Tu cuerpo te lo dice, tener sed es la mejor manera de saberlo, aprende a escuchar a tu cuerpo. Beber mucha agua sobrecarga tus riñones y esto provocará que no funcionen bien, el agua se acumulará en el organismo provocando un edema, en lugar de ayudarte a eliminar los residuos. Además se consentir a tu paladar refrescándolo con un vaso de agua cuando tienes sed, hay otro método demasiado inteligente para cerciorarte si te estás hidratando de forma correcta, échale un ojito al color de tu orina, si ésta es muy oscura y es poca significa que la concentración de desechos es alta, por lo tanto necesitas beber más agua, si tu pipí es más clara y abundante, significa que tu equilibrio hídrico es el ideal. Toma en cuenta que si estás tomando un medicamento o un complejo vitamínico el color de tu orina será diferente, si estás en esta situación no te fíes mucho del color, sólo de la cantidad de orina.

Estás deshidratado cuando tienes fatiga, dolor de cabeza y agotamiento, estas sensaciones se dan en tiempos de mayor calor. Si practicas deporte o haces mucho ejercicio bebe un litro adicional a lo que acostumbras beber por cada hora de ejercicio. Por otra parte, si eres de las personas que comen pocas verduras y frutas toma al menos 2 litros de agua todos los días. La hidratación es muy importante, especialmente si estás enfermo o tienes bajas defensas en tu cuerpo, en este caso bebe más agua de lo normal.

Bebe un vaso de agua antes de cada comida, un vaso de agua en ayunas y otro vaso de agua antes de acostarte por las noches, esto es adicional a los demás litros de agua faltantes del día.

Agua simple vs refresco, averigua de qué te queremos hablar entrando a este link.

Ingredientes diabólicos el refresco que exorcizan tu cuerpo, en este enlace.

Ejercicio al aire libre para no tener un cuerpo enfermizo, aquí.