¡Comparte en tus redes!

Qué es la cefalea tensional

Edilberto Peña De LeónUna de las quejas de consulta más frecuente en la mayoría de las consultas médicas es el dolor de cabeza, que en términos médicos se conoce como cefalea. Cuando su médico les haga una revisión sobre la cefalea les tendrá que preguntar:

  • ¿Cómo sienten el dolor de cabeza? Como una opresión, como una punzada, como si les enterraran algo, etc.
  • ¿En qué lugar les duele la cabeza? ¿Se corre el dolor hacia algún lado? Si el dolor predomina en la frente en la nunca, o por arriba de las orejas y si se va moviendo por varias zonas.
  • ¿De qué otras cosas se acompaña el dolor? Si viene con dolor en otras partes del cuerpo, zumbido de oídos, fosfenos (ver “luces” en los ojos), náuseas o vómitos.
  • ¿Predomina en algún horario del día?
  • ¿Qué cosas lo provocan y que cosas lo disminuyen o desaparecen?

Gracias a toda esta información y al resto de la exploración que tiene que hacer tu médico es que se puede tener una aproximación al diagnóstico y saber si tienes que hacerte otros estudios, como tomografía, resonancia o electroencefalograma; y consecuentemente, que tipo de tratamiento requieres.

En cuanto a las causas más frecuentes de cefaleas tenemos:

  • Problemas de agudeza visual.
  • Sinusitis e infecciones de vías aéreas crónicas mal tratadas.
  • Cefalea tensional.
  • Migrañas.
  • Otros tipos que tienen menor frecuencia.

La cefalea tensional contrario a lo que nos puede sugerir el nombre, no solamente tiene como origen el estrés y el mal manejo de emociones. Se trata del dolor que se produce por la contractura prolongada de los músculos que se insertan por debajo del cuero cabelludo hacia el cuello y la cara. Es una causa muy frecuente de dolor crónico, casi diario y que llega a desesperar fácilmente, no es para arrancarse la cabeza, pero si está ahí todo el tiempo. Se puede originar por malas posturas físicas o por lesiones musculares igual que algún otro músculo del cuerpo, y como no podemos poner en reposo los músculos del cuello y la cara, pues persiste el dolor. Efectivamente un grupo importante de este tipo de cefalea se facilita por la presencia de estímulos estresantes que superan a nuestros mecanismos conscientes de resolver los problemas y nos llevan a la tensión persistente y constante de estos músculos, y luego al dolor por contractura.

Si te diagnostican este tipo de cefalea, lo más común es que necesites un ciclo de analgésico antiinflamatorio con relajante muscular por una o dos semanas y algunas medidas físicas que ayudan a relajarlos como calor local y ungüentos con anestésicos locales, evitando los masajes. Si el dolor persiste hay que volver a ir al médico para hacer más estudios diagnósticos.

Edilberto Peña