¡Comparte en tus redes!

La cura para la diabetes podría estar en tu sangre

La diabetes se ha convertido en un verdadero problema de salud pública en nuestro país. De acuerdo con cifras oficiales, entre 10 y 13 millones de personas padecen esta enfermedad en México. Por si fuera poco, se espera que para 2030 el número de casos se eleve 60%, para ubicarse en 16 millones.

El padecimiento ha impactado también en las finanzas públicas, pues el gobierno federal destina 780 millones de dólares anuales al tratamiento de la diabetes y enfermedades relacionadas. El problema es que este presupuesto se emplea para atender las complicaciones y daños ocasionados por la enfermedad, mientras que otros países se enfocan en promover la cultura de prevención.

inyección chica

Con el propósito de mejorar la calidad de vida de los enfermos de diabetes, y reducir el gasto destinado a la atención del padecimiento, el doctor Jorge González Ramírez diseñó un tratamiento alternativo que promete detener el avance de la enfermedad y revertir sus efectos.

El tratamiento consiste en extraer cinco centímetros de sangre del paciente, los cuales se introducen en 55 milímetros de solución salina. La mezcla obtenida se refrigera a 5 grados centígrados. Al cambiar de temperatura se produce un choque térmico que hace que se corrija la falla genética y metabólica, con lo que la sustancia se convierte en una vacuna.

Al inyectar la vacuna al paciente, ésta detendrá las complicaciones crónico degenerativas, como la embolia, la sordera, insuficiencia renal y ceguera; incluso será posible prevenir la amputación de miembros.

La vacuna dura 60 días y debe administrarse durante todo un año. Cabe señalar que ésta puede usarse tanto en niños como en adultos, sin que se presenten efectos secundarios; además de que puede ser aplicada, sin importar el tipo de diabetes (1,2, congénita o gestacional) que tenga el enfermo.

La técnica con la que se elabora esta vacuna se conoce como autohemoterapia y es aplicable a otros padecimientos autoinmunes, como el asma, la enfermedad celíaca, la fiebre reumática y el lupus eritematoso, entre otros.

 

Fuente: El Financiero, Notimex, Autohemoterapia, Elite Medical