¡Comparte en tus redes!

¿La globalización modifica los trastornos psiquiátricos?

Dr. Edilberto Peña de LeónAnte esta pregunta recuerdo una conferencia que escuché hace algunos meses del Dr. Norman Sartorius que fue Director en la Organización Mundial de la Salud (OMS) de la oficina de Salud Mental. En esta el comentaba de un experimento que realizaron aprovechando la gran masa de migrantes turcos que llegan a vivir a Alemania.

Como cualquier población, estos migrantes turcos manifestaban enfermedades psiquiátricas. Entonces tomaron un grupo de migrantes que presentaban psicopatología (depresión, trastorno bipolar, esquizofrenia, etc.) y estando ya diagnosticados los llevaron a los servicios de salud mental alemanes y se demostró que los psiquiatras germanos tenían un gran porcentaje de error al momento de hacer el diagnóstico porque la expresión de los síntomas de la enfermedad se veía modificada a lo que ellos estaban acostumbrados a ver en la población alemana habitual. Después, llevaron estos mismos pacientes con psiquiatras del sistema de salud mental turco, y sorprendentemente pasó lo mismo. Los psiquiatras turcos se equivocaron en medida similar a los psiquiatras alemanes, ya que los síntomas tradicionales de psicopatología dependientes de la cultura también ya se habían modificado.

En un mundo donde cada vez las fronteras se borran más, donde es común que por motivos de estudio o de trabajo se cambie de país, y donde las culturas propias de cada país se van borrando y diluyendo, donde progresivamente todos los países vamos adoptando las mismas normas de estilo de vida… ahora se van cambiando los síntomas y la expresión de las enfermedades en psiquiatría.

Un ejemplo más de estos fenómenos lo representan algunas manifestaciones de la mente que ya no vemos o que son muy raras ya. A principios de siglo veíamos síntomas catatónicos en los pacientes con esquizofrenia, donde se quedaban fijos en una posición por horas, prácticamente ya desaparecieron.

Desde mediados hacía el final del siglo XX eran comunes las “parálisis histéricas”, mujeres que por una gran presión se desmayaban o se les “dormían” o dejaban de mover brazos o piernas.

Con le incremento en los ochentas y noventas de los trastornos de la conducta alimentaria, desaparecieron estos fenómenos histéricos… y ahora con el surgimiento de conductas como el cutting cada vez nos llegan menos pacientes con anorexia y bulimia.

La mente y sus expresiones de enfermedad se modifican con los cambios culturales que le dan con los años y con los movimientos de la humanidad.

Dr. Edilberto Peña de León

Edilberto Peña