¡Comparte en tus redes!

Los 7 básicos que no deben faltar en un hotel o motel

La mayoría de nosotros ha visitado un hotel y no precisamente por vacaciones sino para rechinar el catre o como se dice correctamente, matar el oso a puñaladas. Y no se puede disfrutar de una faena digna sin los 7 básicos que debe de haber en un hotel o motel, por ejemplo.

hotel1

  • Toallas.

Estas deben estar bien acomodadas, perfectamente lavadas y listas para usarse después de un buen aseo. Pues después de tanto trabajar, el cuerpo suda.

 

 
 

  • Jabón

Rosa venus con ese olorcito característico con el que anuncias a todo el mundo que efectivamente vienes de pasar un buen rato con tu pollo.

  • Pornografía.

No hay hotel sin los canales premium de pornografía, para cuando necesitas de más inspiración para seguir con el trabajo.

  • Condones.

Si el botones o recepcionista no te ofrece condones no es un buen hotel, porque a veces tenemos la cabeza en otro lado – y nos referimos ahí abajo -  que se nos olvida por completo los condones.

 

 

  • Sillón o potro del amor.

Para darle un extra a la hora de la hora y también para probar y salir de la rutina, aunque en si puedes utilizar la silla, mesa o hasta el ropero para darle duro y tupido.

  • Botellas de agua.

Esto ya lo tiene bien pensado los hoteleros, pues después de horas y horas de amor del bueno el cuerpo se cansa, se suda en demasía y hay que hidratar el cuerpo para que recupere sus fuerzas.

Y
 

  • WiFi Gratis.

Y como no quien no quiere hacer check in cuando llega al nido del amor de paso, para que todos los cuates sepan dónde buscarte por si hay algina emergencia y puedes aprovechar para subir algunas fotos de como tela estas pasando.

Si el hotel donde estas, cuenta con todo esto, estas en el cielo y no te queda más que disfrutar de tu estancia en dicho inmueble

Notas relacionadas: 

Ten cuidado y descubre los peligros al tener sexo en un hotel barato dando clic aquí.

¿Buscando hotel? ¿Sabes cómo se clasifican? ¡Atínale al bueno! Aquí.

7 posiciones para tocar el botón de la felicidad, para que lo presiones cuantas veces quieras empieza aquí.