¡Comparte en tus redes!

Ser o no ser, ¡ése es el dilema!: ¿Se puede agrandar el pene?

CAPACIDAD ERÉCTIL Y PROCESOS QUIRÚRGICOS

¿Miembro flácido, miembro erecto? ¡qué va! Seguramente en algún momento de la vida te has puesto a pensar en sí la “dotación” que la naturaleza te dio es suficiente para complacer a tu pareja, por supuesto con especial atención a esa voz dictadora e interna tuya: ¡tu ego!.

CIFRAS MÁS, CIFRAS MENOS

Pues bien, seas tú el sujeto en cuestión -o la pareja interesada en el tema­-, basados en datos provistos por el periódico El País, un pene en estado natural mide de 12 a 15 centímetros, mientras uno erecto de 10 a 19, pero siendo sensatos, ¿los humanos podrían estandarizarse como si fueran máquinas? ¡Por supuesto que no!, pues justo dependen de las condiciones climatológicas en las que se encuentren, del contexto, de su estado de salud, de los estímulos a los que se encuentren expuestos y de un sin número de variables externas y propias.

Por ello, agrandarlo ¿a quién estaría complaciendo realmente? ¿a las inseguridades? ¿a la pareja en turno? ¿a la aplastante publicidad que promete darle 5 centímetros “extra” a la “herramienta” en cuestión?

EL IMAGINARIO COLECTIVO

¿Qué hacer? ¿Sería bueno “entrarle al ruedo” y apostar por un paquete que a la larga quizá no sería el tan soñado y prometido “econo combo”? En la casa, taller o la oficina -antes de pensar en tan elaborada operación­-, un pene no medirá lo mismo, pues de nuevo dependerá de las condiciones idóneas para ensancharse y alargarse. Las comparaciones en tamaños y eficiencias sólo son parte del sabroso, morbosón y aniquilante imaginario colectivo.

Conforme a datos provistos por el periódico El País, sólo el 2.28% de los hombres tienen un tamaño de pene que se considera candidato a una operación, mientras que el 85% de las mujeres están satisfechas con el tamaño del miembro de su pareja.

ALARGAMIENTO DEL PENE, FENÓMENO GLOBAL

Con todo y la información provista en líneas anteriores, el agrandamiento del pene está rodeado de hombres dispuestos a pasar por el quirófano que rondan entre los 18 y 75 años de edad y, sí, definitivamente sí se puede alargar y engrosar el pene por la módica cantidad de $9400 USD, o por $3000 USD sólo por engrosamiento no quirúrgico, según datos provistos por BBC Mundo.

Por un pene “al tiro” y al tamaño deseado se debe cortar un ligamento dela base del pene para alargarlo unos 2.5 cm en estado flácido; si sólo se desea hacerlo más grueso, a éste se le inyecta grasa obtenida del estómago del paciente, al que a veces se le suma ácido hialurónico, dando como suma un máximo de 4 cm de grosor.

Y tú ¿a qué le tiras cuando sueñas mexicano?

¿En verdad el hombre negro tiene el pene grande? Entra a este link

Existen tallas en los condones Entra en este link

Éstas son las causas más frecuentes de disfunción erectil Entra en este link