¡Comparte en tus redes!

Hipersexualidad: la adicción al sexo

El sexo es una parte muy importante en la vida del hombre. Es totalmente normal tener fantasías con tu pareja o con personas que te excitan, ya sea por su físico, personalidad, sus aptitudes o actitudes. El problema comienza cuando piensas en sexo los 365 del año a cada minuto del día. Esto es un foco rojo quizá y padezcas de hipersexualidad.

hipersexualidad

El 54% de los afectados se dieron cuenta que padecían esta enfermedad antes de los 18 años y solo el 30% lo constató entre los 18 y 25 años.

¿Qué es la hipersexualidad?

Es el impulso desmedido por mantener cada vez más relaciones sexuales con quien sea.

El cerebro puede llegar a hacerse adicto a los químicos que se liberan durante el sexo. Si esta actividad es recurrente el cuerpo eleva los neurotransmisores.

¿Por qué se deriva?

Las razones no se conocen en su totalidad, sin embargo, se cree que es un problema psicológico que puede traer consigo graves consecuencias tanto en la vida, como en las relaciones sociales de quien lo padece. Posiblemente por un abuso emocional, físico o sexual en la infancia.

Las personas que padecen esta enfermedad, desarrollan problemas en la personalidad, y creen que pueden solucionar todo a través del sexo.

También puede ser consecuencia del trastorno bipolar, o ciertos medicamentos como el pramipexol que se les receta a las personas que tienen Parkinson.

Sabiduría que Ayuda: Según estadísticas, la hipersexualidad afecta al 6% de la población. De ese total, el 2% son mujeres. Ellas son denominadas popularmente “ ninfómanas ”. En el caso de los hombres el nombre asignado es “ satiriasis ”.

Síntomas

  • Fantasías sexuales recurrentes
  • Impulsividad
  • Falta de autocontrol
  • Cuando están estresados o en depresión, sienten la necesidad de tener sexo
  • El deseo sexual controla sus vidas
  • Masturbación constante
  • La pornografía y ellos son uno mismo
  • Tienen cibersexo
  • Contratan sexo servidoras para satisfacer su adicción

Consecuencias

  • Descuido en la familia y el trabajo
  • Provocar daño en las relaciones sentimentales
  • Aislamiento social
  • Trastornos de ánimo
  • Ansiedad
  • Desarrolla adicciones a otras sustancias
  • Después del acto sexual desarrollan sentimientos de culpa, vergüenza y arrepentimiento

Solución

Acude con un psicólogo. La terapia individual o en grupo ayuda a controlar los estímulos, impulsos, y cambiar los hábitos (actitudes sexuales inapropiadas)

Si el caso ya es muy extremo se puede llevar a medicar al paciente para frenar la impulsividad.

Según el National Council of Sexual Addiction de Estados Unidos , el 40% de los pacientes pierden a su pareja , el 72% tienen ideas suicidas , el 17% ha intentado quitarse la vida, el 27% tiene problemas laborales , el 68% tiene probabilidades de contraer VIH , el 40% tiene embarazos no deseado s y el 36% aborta.

Notas relacionadas:

Vorarefilia, ¿Te comerías a tu pareja?. Aquí

Por qué es tan rico tener sexo en el auto. Aquí

Los 7 objetos que más se rompen al echar pasión. Aquí