Razones para volver a tener sexo con tu pareja

¡Comparte en tus redes!

El sexo ayuda a crear vínculos estrechos en la pareja, mejora el entendimiento y la estabilidad en una relación, cuando una pareja deja de tener sexo baja la intensidad y llega la monotonía.

Establece el diálogo con tu pareja, escuchar sus opiniones y deseos y comparte los tuyos, los dos pueden beneficiarse mucho de ésta actividad. Busquen mecanismos de ayuda que los motiven a vivir nuevas experiencias sexuales.

Descuidar el sexo en la pareja puede ser un error fatal, pues hay consecuencias en tu organismo, además podrías estar abriendo espacios a la tentación o a la llegada de una intrusa. Checa las siguientes razones para volver a tener sexo con tu pareja, esto es lo que pasa cuando no tienes sexo.

1.- Eres menos feliz. A veces la gente bromea y dice que cuando alguien está de mal humor es porque le falta sexo, dichas bromas tienen mucho de razón, pues con el sexo el cuerpo libera sustancias y hormonas que te proporcionan relajación y felicidad. Si no tienes sexo tu cuerpo deja de producir estos ingredientes de la felicidad. Con el sexo se libera dopamina, que es la responsable de que estés más motivada. La oxitocina es la hormona del amor, fortalece los lazos afectivos, la produces con el sexo, por lo tanto al dejar de realizar esta práctica afectas tu salud emocional (Por fortuna puedes hacer ejercicio para producirla).

2.- Pierdes deseo sexual. Como dejas de producir hormonas sexuales por falta de sexo, tu cuerpo deja de pedirlo, por lo tanto puedes caer en el error de la despreocupación. No dejes de experimentar con tu pareja.

3.- Pierdes defensas. Una investigación hecha en la Universidad de Pensilvania descubrió que las personas que tienen sexo una o dos veces a la semana tienen un aumento de 30% de "inmunoglobulina A" en comparación con los que no tienen relaciones. Esto les ayuda a evitar enfermedades como la gripe.

4.- Te descuidas. De acuerdo con la sexóloga Rosa Sanz, no tener elaciones hace que te descuides personalmente y hasta subas de peso. Así puedes afectar tu autoestima.

5.- Te vuelves a poner nerviosa. Cuando vuelves a reiniciar tu vida sexual llegan los nervios, esto puede hacer que disminuya la excitación y la respuesta sexual.

6.- Frustración. En algunos casos puedes llegar a sentirte con mal genio, frustrada, con depresión y con un poco de ansiedad.

7.- Te alejas de tu pareja. El sexo no debe estar ausente en el matrimonio, te sugerimos reavivar el romance con tu pareja.